miércoles, 13 de mayo de 2009

No pienso ver el partido

Bombardeo

Por si algún despistado no se ha enterado, hoy se juega la final de la Copa del Rey, que por azares del destino tiene este año como participante el Athletic, y el 99% de la ciudad está (de hecho lleva así meses) pendiente del partido, hasta unos límites exagerados.

Hasta cierto punto es comprensible, ya que es la primera final que juega en 25 años, y no se sabe cuándo volverá a jugar otra, pero la matraca es impresionante. Tele, radio, bares, balcones... todo es fútbol y Athletic. No se habla de otra cosa, y es imposible mirar a cualquier sitio en toda Bizkaia y no ver una bandera rojiblanca, o una alusión al partido. Un estado de locura colectiva, una psicosis y una histeria que, francamente, no quisiera para el Bilbao Basket.

Comprensible, en su medida, sí, pero terriblemente machacón. Tanto que para los no futboleros, como es el caso, es una auténtica pesadilla, que estoy deseando ya que se pase, la verdad, porque tanto sufrir el partido en vena acaba por generar rechazo. Así pues, aunque seré de los pocos en Bilbao, paso del partido, no pienso verlo. Me la sopla.

Porque ser de Bilbao no implica necesariamente ser del Athletic, la hostia pues...
Publicar un comentario