jueves, 14 de mayo de 2009

A Mallorca

La isla misteriosa

Otro fin de semana fuera de Bilbao (aunque ello implique perderme el Eurotxupito), y esta vez es en Mallorca, siendo la excusa la boda de Xenén, compañero del instituto, a la que acudiremos Rubén y yo, con el firme propósito de disfrutar de la isla, isla que aún no he tenido el placer de visitar.

¿Tendrán ositos polares como en Lost?

Aprovecharé también para hacer una visita a Juan, un ex-compañero mallorquín de la universidad, a quien tenía perdida completamente la pista, pero que he podido localizar gracias a las nuevas tecnologías. Son las cosas de Internet.

Ya contaré por aquí qué tal el fin de semana.
Publicar un comentario