sábado, 12 de octubre de 2013

El mayordomo

Spoiler: él es el asesino. 

El racismo y la evolución histórica de los conflictos raciales en Estados Unidos durante el Siglo XX es el tema de esta biopic, en la que por medio de la vida de Cecil Gaines (magistralmente interpretado, sin que esto deba sorprender a nadie, por Forest Whitaker) se va mostrando cómo se llegó de una situación en la que un blanco prácticamente podía matar a un negro porque sí, hasta tener a Obama de presidente. Y todo ello aderezado con la presencia de personajes históricos, como Kennedy, Martin Luther King o Ronald Reagan (fabuloso trabajo de Alan Rickman que prácticamente se transforma en Reagan para esta película)

Cecil Gaines es un niño negro nacido en una sureña plantación de algodón, en una época en la que los negros no eran ya esclavos, pero tampoco parece que estuvieran mucho mejor. Cecil decide buscar fortuna fuera de la plantación, y acaba trabajando en Washington como mayordomo, hasta que por sus méritos alcanza un puesto como mayordomo en la Casa Blanca, donde demostrará que es el mejor en su trabajo, y servirá como mirilla para que el espectador pueda atisbar algunos de los entresijos de la historia americana. No en vano, hasta 8 son los presidentes a los que Gaines llega a servir.

Cecil también forma su propia familia, que sirve para ver otros episodios relevantes (Malcolm X, los Panteras Negras, el KKK), ya que su hijo Louis adquiere pronto una conciencia social con respecto al tema racial,lo que generará indudables conflictos con su familia, en una época en la que era peligroso para un negro algo tan sencillo como sentarse en la zona "de blancos" de una cafetería en según qué zonas.

La película está más o menos inspirada en la vida del mayordomo que sí existió, Eugene Allen, aunque muchos detalles han sido añadidos para dar mayor interés a la historia (sí es cierto, por ejemplo, que Reagan invitó a Allen a una cena, o que le regalaron una de las corbatas de JFK a la muerte de este), y consigue, sobre todo con la aportación de Whitaker (para mí uno de los actores más sobresalientes, a quien debemos el terrible Idi Amin de "El último rey de Escocia" o el desquiciante Jon Kavanaugh de "The SHIELD"), ser una película interesante y entrañable. 

Recomendable.
Publicar un comentario