jueves, 17 de octubre de 2013

Gravity

Recomiendo verla en 3D

En algunos aspectos, Gravity es más una experiencia audiovisual que una película al uso. El argumento es bien sencillo: una astronauta se queda a la deriva y lucha por sobrevivir en el espacio. Claro que este ejercicio de ridículo simplismo se podría hacer con todas y cada una de las películas que existen. Pero aquí lo hago porque lo importante de la película no es tanto la historia que nos cuenta su argumento, sino las experiencias que pretende transmitir, y las metáforas que nos lanza por medio de imágenes, siendo una película muy alegórica, que habla del renacer, de la evolución y del lastre que supone a veces el exceso de dependencia de la tecnología y sus consecuencias.

Aunque se cataloga como "ciencia ficción", yo diría que tiene más de "ci" que de "fi", y no sé hasta qué punto es realista, pero sin duda resulta muy creíble a los ojos del espectador profano. Y también da la impresión de transmitir muy bien lo que es la vida en el espacio, sobre todo con unos minutos iniciales de imprescindible aburrimiento (y no lo digo como algo despectivo, pero los primeros minutos son un coñazo, porque tienen que serlo), para entrar en una dinámica de tensión y sufrimiento, donde el agobio y la falta de aire que nos transmite Sandra Bullock, agarran al espectador a la butaca, encontrando solo consuelo en la calidez de George Clooney (¿Quién iba a decir que la frase "Sandra Bullock encuentra consuelo en la calidez de George Clooney" tendría sentido fuera de una comedia romántica?)

Es inevitable encontrar en la película referencias como 2001, y la muy obvia a Alien: el octavo pasajero, hasta el punto de que, volviendo a caer en el simplismo del que hablaba al principio, y sin meterme en spoilers, la película a veces es "como Alien, pero sin bicho".

Mi sensación es que si le quitáramos toda la espectacular parte visual (soy un firme detractor del cine en 3D, pero esta película lo necesita), su capacidad de transmitir la angustia, y su lenguaje alegórico, se quedaría en un correcto entretenimiento (lo que quiere decir es que es perfectamente disfrutable incluso si lo que buscas es ver una película palomitera). Pero sería como decir que si a Ben-Hur le quitas las carreras de carritos, sería una película correcta. Tal vez el hype le puede hacer un poco de daño, pero eso no hace que no merezca la pena verla, y no sé si es la obra maestra de la que hablan algunos (a mí me ha gustado), o simplemente una buena película, el tiempo lo dirá. Pero lo que es seguro es que Gravity no pasará desapercibida.
Publicar un comentario