sábado, 19 de julio de 2014

RIP Bilbao Basket

Ya forma parte del pasado.

Es posible que esta sea la última entrada que escriba sobre baloncesto en este blog, ya que el jueves se consumaba la noticia de que el Bilbao Basket no se inscribía en la ACB, lo que significa que desaparece y que me quedo sin equipo de baloncesto. Y sin equipo al que seguir, carece de sentido seguir ese deporte que pierde ya todo el interés para mí.

Ha sido una experiencia muy bonita seguir al Bilbao Basket durante estos 10 años en los que he conocido a muchísima gente, he ido a un montón de sitios y he vivido un montón de experiencias. Esos triples imposibles de Salgado, el casi descenso contra Breogán, la Piña, la primera Copa del Rey, el Raulazo contra Siena, Moscú, Turín, Charleroi... Esos recuerdos quedan, pero ahora ya son eso, recuerdos.

Es triste, pero la vida sigue. Por suerte, hay otras aficiones y el baloncesto solo era una de ellas. Aunque me apena sobre todo porque es la afición que compartía con mi padre, y aunque nos pasáramos medio partido discutiendo, esas mañanas de Miribilla padre-hijo han sido muy valiosas para mí.

Puede que dentro de unos años vuelva a haber equipo de baloncesto en Bilbao, quién sabe, y entonces me reengancharé. Pero de momento este deporte pasa a interesarme tanto como los demás: entre poco y nada.
Publicar un comentario