lunes, 17 de marzo de 2008

Comida y tiroteo

Gente contra la que disparar.

El domingo a la mañana me desperté a una hora prudencial, me fui al baño, y me vi sorprendido por el timbre, que sonaba insistente, y cuando me asomé a contemplar la mirilla, recordé que Baldrick había organizado para ese día una comida con la cuadrilla de Arbolantxa, y tocando el timbre estaba la primera remesa de invitados. (En este caso invitadas) Mientras tanto, el organizador del evento dormía feliz en sus aposentos.

Fue llegando más gente, al final nos juntamos 9, y la comida consistió en una fondue con carnes diversas (pero sin queso) y tras la comida, el salón se convirtió en un improvisado piso-patera, que aprovechó la sobremesa viendo películas.

Yo, por mi parte, tenía otros planes, así que me dirigí al Quasar Bidarte, donde tenía tiroteo láser, actividad de la que tenía ya bastante mono, y aunque he perdido gran parte de mi "toque", estuvo bien rememorar esos frenéticos tiroteos de pasillo, atacando y defendiendo bases, ejerciendo de gran patito de feria.

Especialmente en la segunda parte, en la que jugamos en la modalidad "sin escudo", que quita esa regla que te da una protección, que impiode que te puedan disparar 2 veces seguidas antes de 3 segundos. Quitando ese escudo... ¡masacre!

Para finalizar, unas cañas en el irlandés, y una instructiva charla para rememorar la era arcaica de los videojuegos, y los cambios introducidos por las telecomunicaciones en la vida moderna.

Publicar un comentario