domingo, 29 de junio de 2008

Los Cronocrímenes

El terceto protagonista

Más que digno debut del realizador de cortos Nacho Vigalondo (nominado al Óscar por su no tan afortunado "7:35 de la mañana" en el campo del largometraje, con una película sencilla, minimalista (solo hay 4 personajes) y bien hilvanada, con un ritmo adecuado y una dosis de tensión muy adecuada.

Tenía mis reservas, ya que raro es encontrar una película sobre viajes en el tiempo (la premisa de "Los Cronocrímenes") no acabe cayendo en el absurdo o la incoherencia, pero lo cierto es que ésta ha sido una película que me ha gustado bastante. No diré que me haya entusiasmado, pero sí que me ha dejado bastante satisfecho. Tiene la pega de que por momentos es en exceso previsible, pero la historia avanza con agilidad, y salvo alguna cosilla que no queda del todo clara, ata bastante bien todos los cabos.

También me atrevería a decir que es de esas películas que gana con un segundo visionado, sobre todo por algunos pequeños detalles que se hayan podido escapar.

Y no me extiendo más, salvo para recomendar al eventual espectador que acuda a verla sabiendo lo mínimo posible sobre ella.

Entrando en el siempre pantanoso terreno del destripe peliculero, la cinta nos cuenta la historia de Héctor (Karra Elejalde), que se muda a una casa nueva en el campo y ve en el monte a una hermosa muchacha (Bárbara Goenaga) desnudarse y cuando se acerca ve que está tendida en el suelo y es emboscado por una figura misteriosa de cabeza vendada. En su huida (para mí lo mejor de la película) llega a una instalación científica y topa con uno de los operarios (Vigalondo) que le ayuda a huir por medio de una máquina del tiempo.

Y el resto de la película, que tampoco quiero desgranar aquí, trata sobre los actos de Héctor en el pasado y cómo incide la coexistencia consigo mismo y sus consecuencias.


Leer critica Los Cronocrímenes en Muchocine.net
Publicar un comentario