jueves, 30 de abril de 2009

Salieron las impugnaciones

Mar en calma, todo se queda igual: el 29º

A veces la mejor noticia es que todo se quede como está, y así ha sido. Han sacado los resultados de las impugnaciones a los exámenes, y mi nota prácticamente se queda como está (subo unas centésimas, pero inapreciable) y me quedo, ya seguro, en mi puesto 29, con lo que el "virtualmente funcionario" se convierte en un "matemáticamente funcionario", que hasta octubre no parece que vayan a hacernos firmar y eso. Pero vamos, como que no me corre ninguna prisa.

Al final solo han anulado una pregunta de cada examen, cosa que no me afectaba, al tener bien las de reserva, aunque queda patente el bananerismo del tribunal, que en su afán de no admitir que se equivocaron en una, han anulado una pregunta cuya respuesta era clara e inequívoca, y no han rectificado en su postura de anular una pregunta que según ellos no tenía respuesta válida, y vaya si la tenía.

Por suerte, eso no me afecta, pero maldita la gracia que tiene que hacerles a los que se hayan quedado sin plaza por esa broma.

Pero por suerte no estoy dentro de ellos. Estoy dentro.

¿Ha cumplimentado usted el impreso, Señora Connor?

En otro orden de asuntos, aunque tangencialmente relacionado, hoy he echado la solicitud para las oposiciones de liquidador, que pese al nombre y la foto no consiste en ir por ahí matando gente, sino que son técnicos medios de Hacienda. Obviamente, y puesto que no soy masoquista, mi idea no es prepararlas a fondo, que bastante he tenido con lo que acabo de tener, sino probar suerte y ver qué pasa, que nunca se sabe si en un futuro me puede dar por cotas más altas. Yo de momento me apunto, y ya veré si me presento o no cuando sea el examen, que es gratis.

Publicar un comentario