lunes, 1 de junio de 2009

¡No al BEC!

Esto es Bilbao

Esto no es Bilbao

"El Bilbao Basket quiere mudarse al BEC". Con estas palabras amenazaba el periódico de hoy, acerca de los planes de sacar al equipo de Bilbao y mandarlo a jugar al BEC, que pese a su nombre, "Bilbao Exhibition Centre", se encuentra en Barakaldo, a 15 minutos de Bilbao en metro, pabellón que es horrible por varias razones.

- La visibilidad es mala, estando los graderíos excesivamente alejados de la pista, y se ve considerablemente peor.
- Los accesos son horribles, y en el metro se forman unas aglomeraciones terribles, lo que en la práctica te supone, fácil, media hora de espera hasta que coges el metro, donde vas como una sardina en lata. De ir andando olvídate.
- La frialdad. Es un pabellón soso, donde es muy difícil animar y presionar, con los jugadores a lo lejos y la mitad de las localidades ocupadas por gente que va con invitación y no sabría distinguir un balón de baloncesto de una caja de galletas. Y la consecuencia es que jugar en el BEC supone renunciar al factor campo, que tantos partidos nos ha dado.
- La sensación de tomadura de pelo. En los partidos del BEC se llena todo de VIPs y "compromisos del club", con lo que las localidades buenas no son para los socios que las pagamos. Conclusión: en la Casilla tengo, porque la pago, una localidad en la primera fila, y en el BEC me mandan a la ¡octava!
-También hay una frialdad, que dificulta la comunión jugadores-afición, ya que es imposible recibirlos a la salida, que es parte importante del partido, y que ayuda a identificarse con el club.
-Y leñe, que es el BILBAO Basket, no el Barakaldo Basket. Que no me vengan con milongas de que el equipo representa a Bizkaia, tiene aficionados en toda Bizkaia y tal y cual. Que yo sepa, equipos como el Real Madrid, el Athletic o el FC Barcelona representan ámbitos que superan la ciudad, y no he oído a nadie hablar de poner el Santiago Bernabeu en Soria, o el nuevo San Mamés en Durango.

Todo esto se supone que sería una cosa de transición, mientras terminan el pabellón de Miribilla (que tengo yo mis dudas de que vaya a ser antes de un año) y tampoco faltan las voces que dicen que es un mal necesario, que para que el club crezca es necesario pasar por el trance del BEC.

Ahí mi respuesta no puede ser más clara: prefiero disfrutar un equipo pequeño que sufrir uno grande, y si mi intención en esta vida fuera ser de un equipo que juega en un pabellón que no me gusta, en el que está todo lleno de gente fumando, que pilla a tomar por culo, pero que gana títulos, sería del Tau. Pero el Bilbao Basket nos lo dejen en su sitio.

Y lo que más insultante me parece es que el periodista que firma la noticia tenga el cinismo de afirmar que "Las opiniones de los socios y aficionados en general no son contrarias a un desembarco en Barakaldo", cuando la opinión generalizada es que el BEC es una puta mierda para ver baloncesto. Me gustaría saber a qué socios ha preguntado, porque no conozco a ninguno que opine eso que dicen.

Lo que está claro es que si hacen esa mamarrachada de mandar al equipo al BEC tendrán no 5000 abonos más disponibles. Tendrán 5001, porque conmigo, desde luego, que no cuenten.

Publicar un comentario