domingo, 12 de julio de 2009

Otro fin de semana... hace calor, mucho calor...

Casita con jardín, escenario del sábado.

Un blog se diferencia de otros tipos de publicaciones periódicas en que si no se me ocurre qué contar, siempre puedo contar mi vida. Además, si alguien me pregunta qué tal el fin de semana, siempre puedo remitirle a este medio.

El viernes, día libre, estuve en casa por la mañana, escribiendo las partidas para Málaga, aunque tuve que hacer una incursión a la oficina, a recoger una citación quje tengo para hacer el control médico mañana, por el tema de las oposiciones, y a la tarde una visita al gimnasio, a hacer Body Jam (que es otra forma de llamar a una clase de baile), con esperpéntico resultado. Aunque la monitora decía que lo había hecho sorprendentemente bien (se referirá a que no pisé a nadie, o no rompí nada del mobiliario, ni me partí una pierna) Y a la noche, terminar la partida de rol del Maizal.

Sábado, tocaba incursión a Vitoria, a visitar a Amaia, que celebraba, 4 meses después su cumpleaños, y nos enseñaba su casita con jardín, donde estuvimos merendando-cenando, con risas y partida de Time´s Up (donde descubrimos que Marilyn Manson es un asesno de una serie de televisión... como no sea "Aquellos maravillosos homicidios") Ir a Vitoria fue fácil, pero para volver, vueltas en las vueltas en las vueltas, y tras recorrer todos los municipios de la geografía alavesa, acabamos llegando a la autpiosta que nos conduciría, finalmente, a Bilbao.

Hoy, a mediodía comida, para celebrar que el otro señor que vive en mi casa cumplía años, lo que ha hecho que se llene la casa de gente y comida (no conviene confundir ambas cosas) y a la tarde partida de rol en casaDarius, donde su pérfido gato ha atacado con saña y oleadas de ácaros mi sistema inmunológico, así que una de estornudar compulsivamente.
Publicar un comentario