martes, 28 de julio de 2009

Salario, dice...

Salero mínimo interprofesional

La sal es algo que se usaba, cuando era un bien escaso, como moneda de cambio, y en época romana se pagaba a veces a los soldados en sal, lo que explica el origen de la palabra salario. Luego ya se pasaron al denario y el sestercio, y supongo que pasaría como ahora, que los soldados segurían pensando en sal. "Oh, dilecto Morandro, el César me ha pagado 500 denarios por mi fidelidad" "Y dime, Tracio, ¿cuánto es eso en sal?"

En todo caso, el salario era algo que se daba por hacer algo, como contraprestación, algo que no parece entrar en la cabeza de algunos usuarios, que en sus diversas nomenclaturas del RGI (Renta de Garantía de Ingresos, nombre técnico de la Renta Básica) lo llaman paga, aduya, pensión, chiviri, sueldo, o como el de ayer, "salario".

Comparece a mostrador y me espeta que tenía un salario y se lo han quitado. ¡Ultraje! ¡Afrenta! ¡Latrocinio! Luego descubro que no, que lo que hemos hecho ha sido quitarle la renta básica, y me permito indicarle que salario es lo que se le da al que trabaja.

La causa de semejante atrocidad es la siguiente. El sujeto es propietario de una vivienda, "A", que hasta hace un par de meses constituía su vivienda habitual. Posteriormente se trasladó a otra, "B", por la que paga 1000 euros de alquiler (como la insigne Chezgarcía) y en el proceso, decide someter a arrendamiento "A", obteniendo con la operación 900 euros. El señor es totalmente libre de hacer eso, pero lo que está claro es que tiene unos ingresos de 900 euros, por lo que ya no necesita la renta básica.

Claro, explicar eso se me hace difícil, ya que cuando le explico que la Renta Básica no es algo que pueda usar para pagarse una casa mejor, que está para las necesidades básicas, como por ejemplo comer, me dice que no, que él la renta básica la usa para comer, que el piso B lo paga con lo que saca de A. Tampoco me es fácil hacerle entender que nadie le ha obligado a irse a una casa de 1000 euros de alquiler, que tampoco nadie le obliga a tener una casa en propiedad, y que a lo que sí le obliga la ley es a no ser un jeta y a gastarse primero su dinero, y si no le queda, recurrir a lo de los demás. Que yo no tengo ningún piso en propiedad, pago un alquiler y, oh infortunio, no cobro Renta Básica.

Se me queja también de que nadie le explicó eso. Un clásico. Es cuando toca recordarle que nadie tiene que recordarle sus obligaciones, que ya se le informó de todo cuando se le concedió, y que él tiene que saber perfectamente que si hay ingresos, no hay Renta Básica. Y bueno, que saberlo yo no me creo que no lo supiera perfectamente, pero supongo que su proceder será "voy y me hago el tonto, y si cuela, cuela".

Pues no cuela, hombre. Y ahora estoy convencido de que este señor nos traerá un empadronamiento nuevo en "A" para decir que se ha vuelto a su casa y que ya no la tiene alquilada, y que ya no tiene ingresos de 900 €, que le tenemos que pagar. Y yo me creeré que es así, y que no sigue viviendo en "B", mientras cobra los 900 de alquiler... también en "B". O no.

Publicar un comentario