martes, 8 de noviembre de 2011

Fragmentos: el juego de rol de las películas de terror

Si no te gusta pasar miedo, busca otro juego.

Recién salidito del horno, Nosolorol publicó la semana pasada "Fragmentos", juego de rol de género terror, en el que fui colaborador de forma más o menos involuntaria, tal y como consta en los créditos. Lo cual debo admitir que fue una más que agradable sorpresa.

El juego, que bebe bastante del Dead of the Night, trata de emular las películas de terror y sus clichés, tratando los subgéneros, como el slasher, el terror japonés o las películas de zombis entre otros. El mecanismo es sencillo, y el planteamiento, algo más lineal que los juegos de rol convencionales, se basa sobre todo en recrear este tipo de historias. Y no se centra tanto en los personajes, como puedan hacer otros juegos, sino en la propia situación, siendo a veces tal vez un poco más dirigista de lo que estamos acostumbrados.

Debo hacer un inciso en este punto, y decir que, por favor, quien no esté familiarizado con los juegos de rol, que no se preocupe y no se monte películas raras. Esto va de contar historias, no de coger una katana y dirigirnos a la marquesina más cercana.

El juego, que solo se ha publicado en formato electrónico, se puede conseguir en la web, y el resultado visual es realmente espectacular. Con una buena maquetación y algunas imágenes espectaculares.

Antes de terminar, y ya que antes mencionaba al Dead of Night, debo decir que sería un error decir que Fragmentos sea la "versión española del Dead of night". Y digo esto, a modo de anécdota, porque fui yo quien una semana antes de ver la luz "Fragmentos" hablaba a Manuel J. Sueiro, editor jefe de Nosolorol, del Dead of Night (el cual me recomendó hará aproximadamente un año David Moñivas "Quaid"). Y sería difícil de creer, viendo el resultado, que esto haya sido hecho en una semana. Así que estoy en condición de afirmar que una acusación de plagio sería totalmente infundada.

En todo caso, y aunque obviamente no soy imparcial en este aspecto, creo que no hay mejor crítica que la que pueda hacer uno mismo, y por eso recomiendo echarle un ojo. Pues el propio Fragmentos dirá mucho más de sí mismo que lo que pudiera decir yo por mucho que escribiera.
Publicar un comentario