lunes, 14 de noviembre de 2011

Minivacaciones y pulmones

Soplaré, soplaré, y mañana descansaré.

Por causas ajenas a mi voluntad, el viaje que iba a hacer mañana a Londres ha tenido que ser suspendido. No así mis vacaciones, que tenía pedidas hasta el lunes, por lo que al menos me podré dar el gusto de estar en casa tocándome la vaina, lo que a veces también apetece.

En otro orden de asuntos, hoy he visitado al neumólogo para la revisión, y ha sido bastante satisfactorio, ya que gracias a haber perdido esos 21 kilillos que sobraban, mi capacidad pulmonar ha mejorado considerablemente, en un litro más expirado por segundo. Más o menos, tal y como me lo ha explicado, de 3,5 a 4,5. Bueno, en un primer momento, y debido a un lapsus entre litros y centímetros cúbicos, decía que era capaz de soplar 4500 litros por segundo. Pero claro, eso era un poco excesivo, que uno es de Bilbao, pero no tanto.
Publicar un comentario