lunes, 28 de noviembre de 2011

Películas imposibles (VIII)

Con B de Buñuel.

A todo Ghost: Un conductor es asesinado, pero su fantasma se resiste a dejar de participar en carreras de coches.
Candy Candy Man: Una pastelosa y enamoradiza adolescente japonesa se aparece a quien diga su nombre 5 veces delante de un espejo y se enamora de él. No suena tan mal hasta que es descubres que la gente de la que se enamora acaba muriendo de forma horrible.
Celda 311: La historia de un motín de reclusos espartanos, capitaneados por el peligroso delincuente Malamádridas, en una prisión persa.
Ciudad de Dios no es para mí: Paco Martínez Soria es un hombre de provincias que nunca ha salido de su pueblo y un día decide visitar a su hijo, fugado a Brasil, y aterrizará en una de las peores favelas de Río de Janeiro, donde el choque cultural dará lugar a todo tipo de situaciones cómicas.
Con Airbag: Como parte de su salvaje despedida de soltero de un ranger, sus amigotes le encierran en un avión de reclusos. La broma se saldrá de madre cuando el líder de los prisioneros, un narcotraficante gallego, tome el control del avión.
¿Corega, dónde está mi coche?: Drama sobre la demencia senil en el que un hombre de avanzada edad es incapaz de recordar dónde ha aparcado su coche y dónde se ha dejado la dentadura postiza.
Dragon Monster´s Ball: Cuando Goku se queda viudo, se busca un empleo en una prisión, donde convive con su hijo Gohan y un cada vez más racista Mutenroshi. La llegada de una mujer alienígena después de que Vegeta sea ejecutado por sus crímenes, cambiará sus vidas radicalmente.
From Hellboy: Alguien se está dedicando a asesinar prostitutas en el Infierno, y un detective de lo sobrenatural debe resolver el caso.
Gran Torino salvaje: Jack Lamotta tiene que soportar en su jubilación a unos vecinos chinos con los que choca constantemente.
Hackers, piratas del Caribe: Jack Sparrow se compra un ordenador.
Los Goonies al sol: El tesoro de Copper´s Pot no fue suficiente para forjarse un futuro, y varios años después, sin estudios ni trabajo, los ya no tan niños van viendo un mundo sin esperanzas. Con Luis Tosar en el papel de Slot.
Madagascarface: Unos aviesos pingüinos desembarcan en Miami, donde crearán su lucrativo imperio de narcotraficantes.
Miedo y asco en Latveria: Cierre de la trilogía del Dr. Doom, en la que el supervillano se recorre el desierto con su coche lleno de drogas con las que pretende derrotar a los 4 fantásticos.
Mis dobles, mi mujer y yo, robot: Un hombre descubre que no es sino un androide fabricado a imagen y semejanza de su creador. Pero también descubre, con alegría, que las leyes de la robótica no dicen nada de tirarse a la mujer del jefe.
Nunca digas nunca Hamás: Un James Bond a punto de jubilarse es enviado a Palestina a desactivar unas bombas con las que unos terroristas quieren chantajear al Gobierno británico.
Sexo, mentiras y gordas, y cintas de vídeo: Un grupo de adolescentes creados por Ángeles Sinde se dedica a destruir VHS piratas entre coito y coito.
Sopa de gangs of New York: Los hermanos Marx organizan una banda criminal en la dictatorial Freedonia.
The Loki horror picture show: Thor y Freya son dos inocentes excursionistas que visitan Transgard, y van a parar al inquietante castillo del hermano de Thor, un dios loco con afición por travestirse.
Un día de furia de titanes: Perseo es un sencillo oficinista griego, al que un día le da el catacrocker y se lía a matar bestias mitológicas como si no hubiera mañana.
Wall Street Fighter: Unos brokers llevan al extremo el concepto de agresividad bursátil, enzarzándose en un torneo de opas hostiles, con demoledores combos de "compra acción, vende acción, compra acción, triángulo, círculo, R1".
Publicar un comentario