jueves, 3 de noviembre de 2011

La Cosa

Ramona y su lanzallamas.

Reprecuela (remake+precuela) de la exitosa película de terror de John Carpenter (la cual a su vez es un remake, pero es la que se ha llevado la fama). El argumento, por si queda algún despistado, se resume en que una criatura alienígena, capaz de copiar la forma humana, se cuela en una base antártica y arma la Marimorena, provocando caos, confusión y paranoia.

Esta película tiene un grave problema, y es que al tener unos cuántos años de desventaja, no cuenta con el factor sorpresa, y el espectador está ya esperando cuándo a uno de los científicos le van a empezar a salir tentáculos de la nariz y a devorar a los demás. La verdad es que como película de acción tiene ratos entretenidos, y los efectos está claro que son bastante espectaculares. Llega incluso en algún momento a transmitir la sensación de paranoia y angustia, aunque no demasiado.

Lo cierto es que tiene sus destellos, pero en líneas generales no pasa de ser un producto de entretenimiento, ya que abusa de situaciones poco coherentes "un alienígena cambiaformas se ha colado en la base, vayamos en grupos de dos" y demasiados Deus Exes (Deus Ex Ignis Eiectore, sobre todo), con una escena climática final un tanto de echarse las manos a la cabeza. Concretamente lo del pendiente, y todo lo que rodea a la escena, no hay por dónde cogerlo. Eso, o me perdí algún detalle. Spoiler: ¿Si el tipo al que mata Ramona con el lanzallamas, al que descubre por el pendiente, es la Cosa, qué sentido tiene que la salve?

En su haber tenemos, eso sí, que la escena que acompaña a los títulos de crédito finales nos engancha maravillosamente con el comienzo de la original, lo que consigue quitar el mal sabor de boca que deja la escena final. La verdad es que por momentos daba la impresión de que no sabían cómo alargar la película y metían cosas de relleno. Pero bueno, el resultado neto es divertido. Además, sale Mary Elizabeth Winstead, lo cual ya supone un valor añadido en sí mismo.

Diré también que fallé en mi predicción, y eso que me habría gustado bastante, de que Ramona iba a ser la Cosa.
Publicar un comentario