martes, 4 de febrero de 2014

10 videojuegos que...


Alguna me estoy dejando seguro.

 Primero fueron los libros, luego las películas y después las series. Ahora, motu proprio, hago lo mismo con los videojuegos. 10 videojuegos que tienen algún tipo de significado especial para mí, normalmente porque me han gustado mucho, aunque no tiene por qué ser necesasiamente así.

Aquí va la lista:
 
-Horacio y las arañas: No es el primer videojuego que entró en mi casa, ya que antes que eso habíamos tenido la consola Phillips, con sus cuadradotes de colores, y su tronchomando, pero sí es el primero que recuerdo, cuando mi padre trajo el Spectrum a casa. No sabría precisar si era Horacio y las arañas, Horacio en la nieve u Horacio glotón, pero sí que era, sin duda, un juego de la saga de este peculiar bípedo azul.
-Double Dragon: Todo un hito y un tragamonedas. Me entusiasmaron sus gráficos y su mecánica de avanzar por la pantalla repartiendo bofetadas. Además, tenía el aliciente de poder jugar dos personas a la vez. Double Dragon sería la punta de lanza de un género que aúna muchos juegos que se han quedado en puertas de entrar en esta lista, como Golden Axe, King of Dragons, Capitán Comando, Final Fight... y si apuramos, Castle Crashers.
-Grand Theft Auto: Prácticamente cada uno de sus títulos podría, por sí solo ocupar un hueco en esta lista, pero no es cuestión de ser monográficos, así que meteré toda la saga como un único videojuego. Destacando el GTA original, ese juego que me copió mi padre, y que probé sin saber de qué iba "oh, puedo mover este monigote, y con este botón entro en mi coche, veamos qué pasa si lo pulso junto a un coche que no es mío..." Había despertado la bestia.
-PCfútbol: Odio el fútbol, no es ningún secreto. Pero hubo un tiempo en el que me gustó bastante y estaba bastante al día en actualidad futbolera, me conocía a casi todos los jugadores, etc (ahora me sacas de Messi y Cristiano Ronaldo y me pierdo). Este juego, y las maravillosas tardes de diversión que me ofreció tienen la culpa. "Otro turnito más..."
-Unreal Tournament: Sin ser un fan de los shooters, ni del juego online, pero debo muy buenos momentos a este juego, y a las sesiones de cíber en las que nos jugábamos unos cuántos a dispararnos mutuamente (y luego nos íbamos de borrachera). Llegamos a tener un cierto callo, que incluso nos permitió no hacer demasiado el ridículo en el torneo de la Euskal de 2002. También probamos con otros juegos del género, como Wolfenstein o Team Fortress, pero ninguno llegó a alcanzar el nivel de este para nosotros. Y por supuesto, odio eterno al Counter Strike, que desplazó al UT en los cibersalones.
-Legend of Zelda: a Link to the past: Un juego que probé cuando me prestó un amigo en verano, y me gustó tanto que me puse a ahorrar cada peseta de mi por entonces exigua paga hasta alcanzar el dinero suficiente para comprármelo. Un juego precioso, con una historia tierna y una jugabilidad genial, con un final esplendoroso.
-Final Fantasy VI: Me pasa un poco como con el GTA, si me pongo a reseñar juegos de este género, me da para otra lista, así que pongo el mejor (Aunque el primero que jugué fue el IV). Unos gráficos simples pero encantadores, una historia maravillosa, unos personajes inolvidables y algunas de las mejores escenas que haya podido ver en un videojuego. Y sí, he dicho VI.
-To the Moon: El más reciente de esta lista. Una joya imprescindible que consiguió hacerme llorar a moco tendido con su enternecedora historia.
-Civilization: La obra maestra de Sid Meyer y el máximo exponente de los juegos de "venga, un turno más, y así se tiró 14 horas". El juego de forjar una civilización desde cero e ir avanzando a través de la Historia, cuyos píxeles deben de llevar droga o algo, por lo puñeteramente adictivo que resulta.
-Xenon 2 Megablast: Sin lugar a dudas, el más desconocido de la lista. No pasa de ser un masacramarcianos genérico, con unos gráficos que si bien para su época eran buenos, ahora resultarían de lo más ramplón. No recuerdo que tuviera nada reseñable, pero aún así, merece un puesto en esta lista, ya que algunos de los mejores recuerdos que tengo de la infancia es estar con mi padre exterminando xenitas mano a mano.

Como suele ser habitual en este tipo de listas, he tenido que cometer flagrantes omisiones, como Monkey Island, Half-Life 2, Dragon Ball Z, Chrono Trigger, Secret of Mana, Breath of Fire 3, Wrestlefest, Final Fantasy Tactics, The Walking Dead o Heroes of Might&Magic.
Publicar un comentario