miércoles, 5 de febrero de 2014

¡Los gaga... los galos!

Y con este acaba, de momento, la colección.

Los mundialmente famososo Asterix y Obelix darían, y de hecho dan, para no una entrada sino para varios blogs dedicados en exclusividad a ellos, e incluso tienen parque temático propio, que algún día visitaré. De hecho, ya aparecieron anteriormente en este blog, cuando hablé del videojuego. Así pues, poco puedo decir de estos personajes sobre los que hay páginas y páginas, y me limitaré a mi visión personal.

La verdad es que de niño no tuve ocasión de leer mucho Asterix. Sí recuerdo que en el colegio, cuando aprendía a leer, estaba "Asterix Legionario" en euskera, y que alguno he ido picoteando con el tiempo, sobre todo algunos a cachos sueltos, con aquellas revistas de tebeos, "Mortadelo", "SuperGuai" y demás, pero lo que es tener en propiedad, solo tuve "Asterix y el caldero", que posiblemente a raíz de haber leído tantas veces, es uno de mis favoritos.

Pero recientemente he tenido ocasión de leer la colección entera, prescrita por el buen doctor, que me ha ido dejando los cómics (a cambio le regalé "Asterix y el caldero", que bendita casualidad, era el único que le faltaba), y donde digo entera digo entera, incluyendo el infame "¡El cielo se nos cae encima!". Más o menos me di cuenta de que con el tiempo había leído u hojeado la mayoría (con excepciones, como "La residencia de los dioses" o "El regalo del César", de los que solo me sonaba el título) y mis opiniones sobre los que recordaba no cambian mucho, y los que recordaba malos, no mejoraban.

En esencia, la colección se resintió mucho con el fallecimiento de Goscinny, que era un genio y se nota, y aunque Uderzo no empezó del todo con mal pie ("La gran zanja" y "Asterix en la India" tienen un pase), firma algunos de los peores ejemplares de la colección, capitaneados por esa broma de mal gusto que es "¡El cielo se nos cae encima!" y escudado por el aburrido "El hijo de Asterix" o los ridículos "Asterix, la rosa y la espada" o "El mal trago de Obelix". "Asterix y Latraviata", aun siendo flojillo, se dejaba leer. Afortunadamente, no era muy difícil, "Asterix y los pictos" consigue, sin ser una maravilla, mejorar el nivel de los más recientes.

En cuanto a los buenos, sería difícil decir cuál es mi favorito. Sin duda entre ellos estaría el citado "Asterix y el caldero", y de entre los más divertidos, "Asterix en Egipto", "Asterix y los godos", "Asterix legionario", "Asterix y los juegos olímpicos"...  Buf, con los de la era dorada, sería difícil elegir, pero si solo puedo elegir uno, me quedo con esa maravillosa sátira del capitalismo que es "Obelix y compañía"

 
¿Y el tuyo, lector, cuál es tu favorito?
Publicar un comentario