domingo, 23 de febrero de 2014

Derby con victoria contra GBC (78-68)

Salgado, en su salsa, tripleando sobre la bocina. 

Sensación rara la de la matinal baloncestística de hoy. Por una parte, y la más importante, bien, puesto que ganar siempre es positivo (por encima de que el partido sea más o menos vistoso), pero por otra parte deja mal sabor de boca el pésimo último mal cuarto, deja mal sabor de boca no haber podido levantar el average, y sobre todo deja muy mal sabor de boca que se haya lesionado Raül López.

Por lo demás, la victoria local entraba dentro del guión, ya que el Gipuzkoa Basket es un conjunto bastante flojo y encima hoy venía con la baja de uno de sus mejores jugadores, Raulzinho Neto. Así pues, todo lo que no fuera ganar habría sido una sorpresa. Para más añadidura, que se les haya lesionado Doblas tampoco ayudaba mucho, por lo que el partido se ha roto bastante pronto, y de ahí, a la deriva. Aunque el Bilbao Basket ha amagado con dar emoción en el último cuarto a un partido que ha llegado a ir ganando por 20 puntos.

La victoria de hoy ya deja claro que no hay que tener preocupaciones clasificatorias este año (está el tema económico, pero por desgracia en general, y por suerte para el Bilbao Basket, es algo endémico), y como no se ven muchos partidos fáciles en el horizonte, y menos sin Raül, tiene pinta de que esta temporada va a tocar flotar en la tierra de nadie. Pero bueno, es lo que hay. No todos los años se pueden jugar finales.
Publicar un comentario