martes, 25 de febrero de 2014

Aborto y rol

"Recordad chicos, la quest que empezáis, tenéis que terminarla".

El Gobierno de Rajoy, en su cruzada por la defensa de la decencia y las buenas costumbres ha optado por sacar adelante la ley que llamará "Ley de Protección de los Derechos del Personaje en Proceso de Creación y de la Partida Empezada", que supone un paso atrás, en cuanto a que prohíbe que un jugador de rol pueda dejar una partida a medias si no le gusta, o lo que es peor, prohíbe que un jugador pueda dejar a medias el proceso de creación del personaje, aun en el supuesto de que obtenga unas tiradas muy bajas en los dados.

Lógicamente esto ha suscitado importantes controversias, y mientras las órdenes de clérigos o las asociaciones de defensa de los vivos de vampiro aplauden esta medida, lo cierto es que la mayoría de los jugadores de rol la consideran retrógrada, y no son pocos los Directores de Juego los que han dicho que no piensan aplicar esa norma.

La polémica viene porque hay sectores que consideran que un personaje a medio hacer, "aunque tenga atributos muy bajos, también es un personaje", y por contra los hay que manifiestan que solo son "folios a medio escribir". A este respecto, el catedrático en rol, por la universidad de Valencia, D. Pablo Criaturilla firma lo siguiente:

"Pero, ¿cuándo comienza a considerarse un PJ con sentidos y sentimientos, con consciencia de sí mismo? Si el personaje ya tiene una puntuación de Inteligencia y de Sabiduría, ¿no es lógico pensar que ya es un ser vivo, incluso si aún no has calculado las tiradas de salvación o los puntos de vida?"

La Dra. Escate, de la Universidad de Lima añade que: "Si tiene un background ya no puedes deshacerte de él. Un PJ es tal desde el momento mismo en que tiraste... los dados."

Asociaciones jugadoristas han respondido vehementemente a esto, al grito de "Yo soy dueño de mis folios, no pueden obligarme a escribir en ellos" o "mis dados son sagrados".

Otro de los puntos más polémicos es que esta nueva ley no contempla como supuesto el que un jugador haya podido ser obligado a jugar la partida o hacerse el personaje, y no han tardado en salir respuestas de lo más reaccionario, como estas declaraciones del Arzobispo de Valencia: "No tendrían que obligarte a nada si supieras dejar el lápiz quieto y no te pusieras a juguetear con fichas de personaje vacías.", de las que se desdijo al día siguiente ante la avalancha de críticas.

Pero no termina ahí la polémica. Muchos jugadores se quejan de que todas estas medidas no contemplan qué es lo que pasa cuando el personaje ya ha sido creado, dado que no hay ayudas a personajes flojos, y los jugadores se ven obligados a jugar con ellos aunque no quieran ni puedan. La respuesta a esto de las asociaciones del PJ a medio hacer han sido contundentes: "Siempre puedes cederle el jugador a otra persona que tenga más tiempo para jugarlo, o más dinero para ir a jornadas. Incluso si lo has creado tú, siempre habrá alguien que esté dispuesto a vivir su historia", "Siempre hay alguien dispuesto a querer a ese PJ y darle lo mejor de si mismo. Jugadores que en realidad tienen el don para sacar adelante a cualquier PJ". Pero estas afirmaciones parecen un tanto desligadas de la realidad, y no tienen en cuenta que muchas veces estos personajes se ven abocados a acabar siendo figurantes en roles en vivo multitudinarios de dudosa calidad. ¿Es esto una vida digna? Pues nuevamente que sí, responden algunos sectores ultraconservadores; "No. Si le cedes el PJ a un jugador que lo quiera, siempre le dará una aventura mejor que cualquiera que podrías darle tú".

¿Pero, está un jugador obligado a hacer personajes para otros jugadores? "Nada le impide hacerse su propio PJ. Yo no tengo por qué dedicar tiempo de mi vida a hacerles personajes a otros" fue el lema de una manifestación en defensa por los derechos de los jugadores, que fue duramente criticada por el Foro de la Partida, que sigue firme en "Existe gente que no puede hacerse sus propios PJ. A algunos les cuesta y su tienes la posibilidad de hacerles felices... ¿Por qué no?".

La verdad es que es un tema que no tiene fácil salida, y tampoco se puede cerrar los ojos al hecho de que los jugadores adinerados lo tienen tan fácil como irse a unas jornadas de rol de Londres y decir que se les ha muerto el PJ en una partida de ahí, por lo que el problema va a seguir estando y es difícil encontrar una solución que contente a todos.

Esta polémica se une a la ya existente "Atenta contra la bioética usar trucos y trampear tu personaje en el WOW?".
Publicar un comentario