jueves, 6 de febrero de 2014

La gran estafa americana

Amy Adams, un poderoso argumento a favor de la película.

Multipremiada en los Globos de Oro, y con unas cuántas nominaciones a los Oscars (concretamente a mejor película y en las 4 categorías actorales), era lógico que tuviera cierta curiosidad por ver esta película, cuyo título nos hace pensar que va sobre estafas. Llegué a dicha conclusión después de largas horas de sesudas cavilaciones, que nadie piense que fue fácil.

Ambientada a finales de los 70 (por fechas, cuando yo era literalmente un recién nacido), y bastante bien recreada, nos cuenta una historia de estafadores cazando estafadores, con un trasfondo de mafia y corrupción política. Pero sobre todo es una película de actores y personajes, con Jennifer Lawrence de maruja inestable, Bradley Cooper desbordando carisma, el camaleónico Christian Bale que recuerda a Torrente y una Amy Adams, que se sale de la escala de irresistibilidad. Y el cameo de Robert de Niro (me pareció poco más que eso) mola.

Aunque personalmente no me dio la impresión de estar ante una película que vaya a marcar época, es amena, está bien hecha, y sobre todo destaco la buena selección musical. Y Amy Adams, claro.

Y si alguien se pregunta cómo sería esta película de haberse rodado en España, aquí tiene la respuesta:

 En versión española.
Publicar un comentario