lunes, 24 de febrero de 2014

Her

No es Mario Bros. 

En un episodio de la serie "The Big Bang Theory" uno de los personajes quedaba locamente enamorado de su iPhone, por la sensual voz y la animada conversación de la IA de una de sus aplicaciones. Pues eso mismo, durante dos horas es "Her", donde en un futuro cercano Theodore, un solitario escritor adquiere un Sistema Operativo muy avanzado, con cuya IA comienza una relación, mucho más real que muchas relaciones interpersonales, en una historia con muchos elementos de Asimov o K. Dick.

La idea es excelente y la historia muy bonita, ya que analiza elementos muy interesantes de las relaciones de pareja, y tiene muchos puntos que invitan a la reflexión (cualquiera que haya vivido una relación en la distancia puede encontrar muchas cosas que le resultan familiares), haciendo que sea fácil entender algo a priori tan absurdo como que alguien se enamore de una persona que no existe.

Todos los elementos que he señalado son positivos, como también lo es la buena actuación de Joaquin Phoenix. Pero patina en un aspecto muy importante, y es que se hace aburrida. Esto da para hacer un capítulo de Black Mirror, pero no para una película, por lo que el ritmo cae muchas veces y tiene muchos puntos muertos, lo que emborrona lo que podría haber sido un producto excelente.
Publicar un comentario