martes, 23 de junio de 2009

Body Express

Algunas máquinas del circuito

El otro día hablaba del Spinning, como uno de los refinados métodos de tortura del S. XXI, en el que la víctima es subida a una bicicleta y obligada a pedalear hasta que sus higadillos forman un uno indivisible con sus tobillos, y hoy me referiré a otro cruel ritual, que es el circuito de máquinas, el Body Express.

Las diversas máquinas maltratan ejercitan diferentes partes del cuerpo, intentando obtener una confesión tonificar los músculos del reo feliz cliente del gimnasio, y dejarle sin fuerzas ni para vivir exultante y como nuevo.

El Body Express suele tener varias modalidades, no me pidáis los nombres exactos, que no los recuerdo:

-Extremo: Pon el peso máximo, levántalo en sucesivas alzadas durante un tiempo corto y cuando acaben, a la siguiente máquina.
-Progresivo: 10 alzadas a peso ligero, 6 a peso medio y 4 a peso ligero. Y ale, a por otra.
-Resistencia: Peso medio, tiempo largo, a levantar el peso, y cuando acabe, a por la siguiente.
-Twister: Cuando acabes el circuito... a hacerlo de nuevo. Damas, caballeros, hoy tocan dos vueltas.

Algunas, las de ejercitar pierna, son bastante asequibles, y no requieren un gran esfuerzo, ni con el tope de peso, pero otras, como la de los hombros, son una auténtica putada, y al cabo de unas cuántas alzadas se hace difícil levantar los brazos aún sin peso.

Lo bueno es que suele durar poco, unos 20 minutos, y lo malo, que al ser corto, es aconsejable combinarlo con alguna actividad cardiovascular (de ésas de andar, o subir escaleras imaginarias)

NOTA: Por si algún listillo intenta librarse gritando "está bien, quemadme, soy una bruja", que no se moleste, que no suele colar.
Publicar un comentario