lunes, 22 de junio de 2009

Certificado de bienes de su país de origen

Imagen aleatoria de Google, al meter el título en el buscador

Mi trabajo actualmente consiste en enviar cartas a los interesados para pedirles que aporten documentación complementaria, bien porque no la hayan aportado en su momento, o porque sea precisa para aclarar algo, y lo que hasta hace poco era llevadero es ahora una vorágine exorbitada de papeles, ya que ahora es necesario pedir a todos los extranjeros (a los de aquí también, pero ya se les pedía antes) el certificado de bienes que tengan en su país de origen, y teniendo en cuenta la inmensa cantidad de expedientes que hay, y que cada uno tiene su correspondiente cartita, pues el trabajo resulta estos días ligeramente monótono. (Miles de cartas clónicas, estoy pensando en amaestrar un chimpancé)

A la pregunta de si eso no se puede automatizar, respondo que por suerte está bastante automatizado, que lo que es la carta no hay que escribirla, y que en el fondo se reduce a "coger expediente, mirar número, meter datos, generar cartas, mandar cartas", pero algo sencillo, cuando hay que hacerlo centenas de veces... Complejo de Homer Simpson, oigan. Eso sí, con tanto papel, se pasa la mañana a una velocidad que da gusto, que no hay tiempo para aburrirse, ya que si me despisto un momento, me encuentro la mesa llena otra vez de papeles. (La trampa está en que tengo que ir mandando las cartas a medida que me lo encargan las trabajadoras sociales "ahora le mandas a éste, a éste y a éste", que lleva su orden la cosa)

Para complementar mi desahogo, y sin que venga a cuento, traumatizaré los ojos de los espectadores con este clásico vídeo. Disfruten de su cerebro mientras puedan:

KITT fue inmovilizado por la Guardia Civil al dar su conductor positivo en el test de drogas.
Publicar un comentario