domingo, 7 de junio de 2009

Fin de semana en Bilbao

El Jokin del Martini, pero sin gafas de sol ni Martini

Se me hacía raro pasar el fin de semana en Bilbao, y que no fuera para quedarme en casa estudiando, o lo que es lo mismo, salir de fiesta por Bilbao. Pero por no perder las costumbres, una entrada dedicada a contar lo que dio de sí el fin de semana.

El viernes, además de la ya narrada apertura de suelo, por la tarde un poco de gimnasio y cena con amigos, y tras la cena partida al Galactica de tablero (¡juegaco!) y un par de preguntas con el trivial... de la Biblia.

El sábado a la mañana lo dediqué a algo que llevaba años sin hacer, más o menos desde que estaba en la universidad: jugar al fútbol, y descubrir que no he perdido la forma, la técnica ni el talento de aquella época: era un paquete entonces, y lo sigo siendo ahora.

Por la tarde un improvisado videofórum (12 hombres sin piedad, peliculón) con la casa llena de gente que fue apareciendo, y a la noche las botellas fueron tomando protagonismo, así como una partida del Time´s Up en la que descubrimos que tanto Iñaki Gabilondo como Patxi López son integrantes de la banda terrorista ETA (y que Kafka era un tipo que escribía libros sobre motos)

¡Os lo advertí!

Abandonada la casa, nos fuimos de bares, a disfrutar cubatas de verdad, y ya sin más historia, a las 5 a la cama. 6 horas escasas de sueño (y sin resaca, que ayer curiosamente era el único sobrio, rodeado de amigos borrachos) y a votar, que para algo era día de elecciones. Fiesta de la democracia, que lo llaman algunos, y muy bien traído lo de fiesta, ya que no importa el resultado, todos los políticos celebran la victoria.

Ya por la tarde, apalancamiento en casa, juegos de mesa, ruegos y preguntas, despedida y cierre.

Como curiosidad, la extraña sensación de deja vu que me daba ayer estar con una fiesta en casa, las veces que me acercaba a mi cuarto.

Publicar un comentario