lunes, 24 de mayo de 2010

55 días en Pekín

Fusilado de la Wikipedia

Junio de 1900. China se halla bajo la ocupación de las potencias occidentales, que se reparten su territorio en zonas de influencia. Los misioneros cristianos predican su religión y destruyen las estatuas de Buda. Esto provoca una revolución nacionalista, la de los Boxers, que quiere la expulsión de todos los extranjeros de China.

Una compañía de marines de los Estados Unidos, bajo el mando del comandante Matt Lewis, llega a Pekín con la misión de evacuar la embajada americana pero el embajador británico, Sir Arthur Robinson, decide quedarse y eso hace que todos los demás embajadores se queden también al saber que una columna de socorro de 2.000 hombres se halla en camino.

El 20 de junio es asesinado el embajador alemán y el comandante Lewis, puesto al mando de las fuerzas militares extranjeras, organiza la defensa del barrio de las legaciones extranjeras con los 500 hombres de que dispone. Cuando el ataque se produce 6.000 chinos se lanzan al asalto y sólo la disciplina, la profesionalidad y la superioridad armamentística logran rechazar el ataque, comenzando así un cruento asedio.

La emperatriz nombra a un nacionalista, el príncipe Tuan, ministro de asuntos exteriores y decide apoyar la revolución ordenando al ejército regular chino que ataque a la columna de socorro y esto frena el avance del almirante británico Seymour.

Mientras, los asediados rechazan un ataque tras otro, ofreciendo una feroz resistencia, pero se ven obligados a replegarse cada vez más, presionados por la superioridad numérica y porque a las milicias bóxers se ha unido ahora el ejército regular chino.

Entretanto, el comandante Lewis inicia una relación con la baronesa rusa Natalia Ivanoff, una bella mujer viuda de un oficial ruso repudiada por la sociedad y acosada por su cuñado el barón Ivanoff, que ha decidido quedarse para ayudar al doctor como enfermera. La situación se convierte en insostenible, faltan medicinas y alimentos para los heridos. Natalia consigue una tregua y sale para conseguir medicinas pero es atacada a traición y herida de un balazo en un brazo. Lewis intenta una salida para contactar con la columna de socorro, pero no lo consigue y regresa también herido. La situación se vuelve desesperada. Natalia se niega a que le amputen el brazo para evitar la gangrena y muere.

Los defensores se preparan para ofrecer una última resistencia, pero la columna del almirante Seymour logra abrirse paso a través del ejército chino y el 14 de agosto alcanza el barrio de las delegaciones extranjeras, liberándolas tras 55 días de duro asedio y obligando a la emperatriz a rendirse y plegarse a las exigencias de las potencias extranjeras.

Lewis abandona Pekín con los hombres que le quedan y se lleva a la hija mestiza de su sargento muerto en la lucha.

Año 2010: Dentro de 55 días, en Pekín.
Publicar un comentario