jueves, 6 de mayo de 2010

¿Funcionario de la Diputación?

Nuevo logo de la Dipu, al parecer.

Eso, por absurdo que parezca, es lo que parecía pretender una usuaria que vino ayer al mostrador, a quejarse porque no le cuadraban unas ayudas y tal, y cuando le dije que cobraba de la Diputación 149 euros, insistía una y otra vez en que no, que esos 149 euros eran de la Seguridad Social.

No entraré en si tiene o deja de tener alguna pensión de la Seguridad Social de esa cuantía, pero lo que sí puedo afirmar es que la Diputación le pagaba esa cantidad, cantidad que revisé en el ordenador una y otra vez, a pesar de la insistencia de la señora en que no, que eso no era de la Diputación sino de la Seguridad Social, a la par que añadía una colección de detalles y batallas. Pero lo importante, no cejaba en su empeño en insistir que eso no era de la Diputación.

Y que sacara un pantallazo de pagos del ordenador de Diputación, y se la entregara (con el sello de Diputación) no sirvió para hacerle ver que tal vez eso tenía algo que ver con la Diputación. Ella seguía erre que erre. Tal era su insistencia, que al final tuve que acabar diciendo "muy bien señora, yo pensaba que era funcionario de la Diputación, pero resulta que soy de la Seguridad Social".

Así que le otrogaré el beneficio de la duda, y asumiré como posible el hecho de que yo trabaje, a diferencia de lo que pensaba, en la Seguridad Social.

También tendré que otorgar el beneficio de la duda otra usuaria, que vino con una carta en la que solicitaban que trajera una documentación de su marido (el cual está incluido en su expediente) y decía que no le daba tiempo, y preguntaba qué pasaría si no traía esa documentación.

-Pues que si no lo traes dejarás de cobrar.
-¿Pero dejo de cobrar su parte?
-No, no. Dejas de cobrar, te suspenden la ayuda.
-Pero ese papel no puedo traerlo, y además él está en la cárcel.
-(Subida de ceja) ¿Que está en la cárcel? ¿Pero has notificado eso en el Servicio Social de base?
-(Oh, mierda, hablé demasiado) Eh, no. Y además, está empadronado en casa de este señor que viene a quí conmigo (había venido acompañada por otro tipo)
-Pero a ver, si está en la cárcel tengo mis dudas de que pueda estar empadronado, pero en todo caso, tenéis que notificarlo y darlo de baja en el expediente. (Si no reside con ella no puede cobrar por él, lógico)

Acepto que a veces me equivoco, y que alguna vez he informado mal a algún usuario, y que alguna vez eso ha podido provocar que se vayan enfadados (y no es algo que me haga sentir orgulloso, pero es lo que tiene trabajar de cara al público) pero otras veces se van enfadados porque simplemente no les gusta lo que oyen, o como es el caso, para eludir una conversación incómoda, y el de ayer tenía toda la pinta de ser un caso en el que "vámonos, que éste no tiene ni idea" significaba "vámonos, que nos han pillado".

Me puedo estar equivocando, claro, pero el río sonaba.
Publicar un comentario