martes, 18 de mayo de 2010

Carteles sexistas

Este cartel es claramente sexista.

Este en cambio no es sexista en absoluto.

Ahora que el Ninisterio (no es una errata) de Igualdad se vuelve a poner de moda con el nuevo criterio de llamar "criaturas" a bebés y recién nacidos, como si de bichejos se trataran, meto el dedo en la llaga de otra polémica, que son los carteles supuestamente sexistas que se utilizan como reclamo de algunas fiestas y tal, alegando que "hacen uso de la imagen de la mujer".

En efecto, no es difícil ver carteles de atractivas señoritas anunciando modernas bacanales en salas de fiestas, y muchas de ellas son criticadas. Pero todavía estoy por ver que se queje alguien a la inversa. No hace mucho poblaba las calles de Bilbao el póster de un semidesnudo Óliver, musculado participante (creo) del show televisivo "Hombres, mujeres y viceversa", cuyo bagaje intelectual, ojo, no pongo en duda, pero que apostaría que debe al menos parte de su éxito a su esplendoroso físico.

Igual que los 3 señores del cartel que muesteo. A saber, lo mismo me equivoco y son los ganadores del premio Nobel 2010 en las categorías de Química, Medicina y Literatura, y el gran atractivo de compartir cena con ellos es su conocimiento sobre efisemas, mitocondrias y Schopenhauer. ¿Pero y si no es así? ¿Es malo? Igual que las mujeres del cartel de arriba. A lo mejor son la selección nacional canadiense de ajedrez, pero nuevamente lo dudo. Y la verdad, no me escandalizo.

¿Uso del cuerpo de la mujer? ¿O es más adecuado uso del cuerpo humano? Vamos a ver. ¿Están obligando a alguien? ¿Les encañonan con una pistola? ¿No es peor que se impida a alguien valerse de sus cualidades (sean intelectuales o físicas) para ganarse la vida? No caigamos en absurdos, como el famoso caso de los enanos del 1,2,3 a los que para proteger... se mandó a la cola del INEM. En todo caso, son personas adultas que, como tales, deberían poder hacer con su imagen lo que les salga de los mismísimos genitales.

Podríamos debatir largo y tendido si es bueno o malo banalizar el cuerpo humano, de lo negativo que puede ser fomentar según qué valores, y que el culto al cuerpo perfecto puede generar otro tipo de problemas, y puede ser que en mi improvisada reflexión, en el que pienso a la vez que escribo, y así sale a veces de incoherente todo, pero me quiero centrar en una idea.

Si se usa el cuerpo de la mujer como reclamo, pero también se usa el el hombre, ¿Dónde narices está ahí la desigualdad?
Publicar un comentario