miércoles, 26 de mayo de 2010

Cambio coche por sofá

Me dará menos problemas

No es la primera vez que me quejo del puñetero sistema antirrobo del coche(sí, hoy me ha vuelto a fallar) y del oligofrénico que lo diseñó, y alguna vez he comentado que con el poco uso que le doy al coche (en los últimos 2 meses lo he usado 3 veces) no me sale muy a cuenta tenerlo.

Hoy he tenido que ir a Ikea, ya que tocaba renovar sofá, y tenían el de la foto a buen precio (y bastante cómodo) por lo que allí he ido, en coche, que llevaba sin usar desde que hice las compras para mi fiesta de cumpleaños. Y cuando he comprado el sofá (que me traerán el viernes) he ido al parking, viendo con alegría que ha vuelto a pasar lo de siempre. La luz roja.

Y esta vez no ha funcionado ni siquiera el mecanismo que me explicaron, no había foirma, y encima eran las 10, con lo que tenían que cerrar. Así que, consultados los de seguridad, he llamado al RAC, que me ha mandado la grúa, y luego ha tenido que venir un taxi a llevarme a casa.

Nada nuevo bajo el sol, pero esto me hace plantearme, y esta vez en serio, la idea de dar de baja el coche. Apenas lo uso, y las pocas veces que lo hago estoy con la mosca detrás de la oreja de si el antirrobo tendrá a bien funcionar o no. Pero es que aunque no funcionara. Voy andando al trabajo, y casi todos los desplazamientos un poco lejos los hago el transporte público. Uso el coche como mucho una vez al mes, y Bilbao no es una ciudad en la que sea fácil tener un coche, por el tema del aparcamiento.

Haciendo números, las dos únicas veces al año, si acaso 3, que necesito el coche, son las jornadas de rol de Renteria y la party de Tolosa. Y francamente, puede que me salga más barato alquilar un coche esas dos veces al año que pagar seguro, OTA, impuesto de circulación, ITV, etc...

Y no, no es que quiera deshacerme del coche por ese tema del antirrobo, sino que es la gota que me ha hecho plantearme para qué narices quiero yo el coche.

Así que, posiblemente, me ha fallado por última vez.
Publicar un comentario