domingo, 9 de mayo de 2010

Finde (mayormente) casero

Nota: esta puede no ser la casa referida

Otro fin de semana tranquilito, en uno de esos planes que tan odiosos resultan cuando uno tiene que estudiar, pero que tran gratificantes puedan ser otras veces, que fue el de quedarme en casa sábado y domingo, entre ordenador, tele y consola (y teléfono), que de vez en cuándo apetece.

Pero no ha sido un fin de semana carente del todo de vida social, pues el viernes tuvimos cena piñera, con la asistencia del gran Marko Banic, que nos llevó a cenar al mexicano, y donde nos demostró que no nos habíamos equivocado al elegir jugador al que hacer la Piña, y que es igual de grande fuera y dentro de la pista (y no solo en el aspecto físico)

La noche del viernes (no así la del sábado) tocó salir por ahí, y ver bares, como el Milenium, que hacía fácil 5-6 años que no pisaba. Pero tras un rato prudencial, me fui para casa, donde he estado autorrecluido todo el resto del fin de semana. (Aprovechando para pasarme el GTA: The Lost and the Damned)
Publicar un comentario