miércoles, 15 de octubre de 2014

Llegada a Londres

Eso es un Bubba Gump.

Ya en la capital inglesa tras un breve vuelo directo. A la llegada hemos cogido el tren al centro y ahí el caro billete de metro (casi 9 libras el bono diario) para ir, sin trasbordos por suerte, al hotel. Un hotel de congresos al lado del mítico Wembley (bueno, el nuevo). 

 Como todavía era pronto, nos ha dado tiempo a petardear un poco por ahí, por Leicester Square, visitando la dulce y colorida tienda de M&Ms, el Soho (aunque nos hemos dado cuenta después), Chinatown y la siempre espectacular Picadilly Circus.

Un paseo bajo la lluvia, cena con pizza y de vuelta al hotel, que mañana hay que madrugar, para visirtar a nuestra querida Madame Tussaud.
Publicar un comentario