martes, 28 de octubre de 2014

Más del museo de cera

 ¡Que llego tarde a la siguiente entrada del blog!

Sigo con el museo de cera y me voy a la sección de deportes. Volvía a encontrarme con Jesse Owens, al que esta vez pude vencer en justa carrera. Después seguí visitando deportistas y me encontré con este polémico portugués.


Si él puede, yo también, solo que esta vez era él quien hacía de Tito Villanova. Pero dejamos la parte deportiva, no así mi lado graciosillo, que seguía con este homenaje a los Simpsons.


Sí, era el almirante Horatio Nelson. Y ya que esto iba de meterme con personajes famosos, no podía sino homenajear una foto que me hice en Amsterdam.


La oreja de Van Gogh, lo comprobé, estaba debidamente acompañada por la otra oreja de Van Gogh. Tal comprobación despertó mi estpíritu científico, por lo que hice una visita a Sir Isaac Newton.


Aunque la foto pueda indicarlo, no es que estuviera imitando a Chiquito de la Calzada, sino que miraba con curiosidad su prisma, con el que me enseñaba las teorías de la refracción de la luz y eso.

Yendo a la zona de estrellas del pop, no podía vencer a la tentación de abofetear a Justin Bieber, pues lo cierto es que su estatua lo pedía a gritos. Sin embargo, decidí cortarme, pues había señoritas presentes.

 ¡Tetas!

Entre ellas, una de las reinas del pop actual y sucesora espiritual de Madonna. Hablo de Lady Gaga, que ponía su cara de poker. Y del pop nos movemos a figuras más siniestras, como este señor, al que derroté en un apasionante duelo de piedra-papel tijra:

¿Que nada vence a la piedra? ¡Chúpate esa, Führer!

Y siguiendo con figuras temibles, por ahí me encontré nada menos que al mismísimo emperador Palpatine.

Me dicen que no era el emperador, que era el ex-Papa Joseph Ratzinger. Pues no es que me lo pongan mucho mejor, así que me alejé de ahí tan rápido como pude, y mis pasos me llevaron ante esta misteriosa (aunque sobradamente conocida) puerta.

¿Dónde lleva esto? Se sabrá en futuras entradas.
Publicar un comentario