sábado, 14 de febrero de 2009

9,38

Las espadas en todo lo alto.

Ya he hecho el primer y ansiado examen, y las sensaciones son totalmente agridulces. La nota es buena (mejor que la otra vez), y la posición provisional en la que quedo no es mala (el 38º, aunque peor que el 19º de hace 2 años). Aún faltan las impugnaciones y el baile de notas y puntos, que visto lo visto pueden ser bastantes puestos, dado el overbooking de nueves.

Pero no es esa la parte mala, la mala es que han puesto ya la fecha del segundo examen, y estos indeseables han tenido a bien ponerlo el 28 de marzo. Sí, divertidamente han optado por alargar esta agonía 6 semanas, de forma totalmente innecesaria (no entiendo a santo de qué no hacen los dos exámenes el mismo día y santas pascuas) y jugar así con nosotros. Parece mentira que ellos también tuvieron que hacer una oposición en su día.

Por tanto, este via crucis no termina todavía, sino que se prolongará 6 semanas más, en las que es más fácil olvidar lo que se sabe que aprender cosas nuevas. Es fascinante cómo consiguen compensar la alegría de una buena nota con esto.

Creo que me subiré a un árbol a trinar. Expuestos a la lotería del segundo examen. Todavía no hemos ganado nada, queda el partido de vuelta.
Publicar un comentario