domingo, 22 de febrero de 2009

Carnaval, carnaval... cuaresma.

Mi espectacular disfraz

En otro fin de semana que tampoco pasará a la Historia de los fines de semana divertido, gracias a las oposiciones, tocó quedarse en casa, por lo que me perdí el Carnaval.

La verdad es que esta vez no era tanto el no poder salir por las oposiciones (son dentro de 5 semanas) sino por no tener disfraz. No he tenido tiempo de prepararme nada, y me gusta prepararme los disfraces a conciencia, y lo que tenía claro es que me negaba a salir sin disfraz. Carnaval es una fiesta para salir disfrazado y bastante poca gracia me hace que la gente salga sin disfrazarse, como si fuera un fin de semana normal. Y bueno, no puedo impedir que otros lo hagan, pero al menos sí puedo no hacerlo yo, por tanto, me quedé en casa y aproveché para estudiar algo.

No obstante, eso no me impidió ver disfraces, ya que el sábado Chezgarcía fue centro de operaciones de unos cuantos de mis amigos, que vinieron a maquillarse y disfrazarse a casa (literalmente mi casa se llénó de payasos :D) y al menos la tarde fue entretenida.

Hoy, algo más de estudio, a la tarde revisionar la apasionante película Tesis, y a la noche, en mi salón, unos frikis haciendo gaupasa para tragarse la ceremonia de los Oscars.

Solo faltan 5 semanas...

Publicar un comentario