jueves, 19 de mayo de 2016

Absolutely Anything

No diga plagio, diga "homenaje".

Pongamos que un mindundi obtiene poderes omnímodos durante un breve periodo de tiempo, y con esa idea hacemos una comedia. ¿He oído "Como Dios" (Bruce Almighty)? Pues sí, la idea es prácticamente la misma, pero en mi opinión aquí es mejor, más gamberra y sobre todo más divertida.

Una raza alienígena ultrapoderosa encuentra que hay vida en la Tierra y antes de destruirla decide darle una oportunidad para la redención: dar poderes divinos a un humano al azar (un patético profesor inglés interpretado por Simon Pegg) para ver si es capaz de hacer un buen uso de ellos.

Pero evidentemente hace lo que haría cualquier persona, al menos al principio: el chorra. Y se encuentra con que a veces esos poderes recuerdan mucho a la mala baba de Wishmaster, ya que tienden a cumplirse de la forma más literal y desastrosa posible, con algunas escenas verdaderamente tronchantes.

Sin embargo, y aunque la película merece la pena, a veces se queda un poco a medio gas y parece que no llega a dar de sí todo lo que podría dar, quedándose un poco a medio gas en algunos tramos. Pero cuenta a su favor con elementos importantes, como las voces de los Monthy Python encarnando a los aviesos alienígenas o la póstuma labor de Robin Williams haciendo de perro. Y bueno, no negaré que la presencia de Beckinsale, pues alegra la vista.

Una película que posiblemente pase muy desapercibida (de hecho yo la vi en el cine ayer a pesar de tener casi un año) pero que resulta cuando menos entretenida.
Publicar un comentario