lunes, 27 de abril de 2009

Declaración de la Renta

Pa la hucha

¿Existe algo más romántico que una declaración de amor? ¿Hay algo que en primavera alegre más los corazones y produzca más sonrisas? ¿Algo que pueda animar tanto un día soleado como la más lluviosa de las tardes?

Pues sí, una declaración de la renta negativa. Cuando Hacienda te tiene que devolver parte del dinero retenido, y sobre todo cuando el año anterior te ha salido a pagar. Alguna ventaja tenía que tener pagar alquiler, que la deducción es importante.

Aunque la verdad, preferiría que me hubieran retenido menos, y me saliera a devolver menos cantidad, o incluso a pagar. Nunca he entendido el afán de muchos a subirse voluntariamente la retención fiscal, solo para que salga a devolver. Me gusta que mi dinero esté en mi bolsillo, no prestar dinero a Hacienda porque sí.

Pero bueno, siempre es agradable que a uno le devuelvan dinero, y a fin de cuentas, un trámite que ya me he quitado.

Y no me olvido de que tengo pendiente la segunda parte de mis aventuras y desventuras trabajando en la campaña de la Renta.
Publicar un comentario