lunes, 16 de noviembre de 2009

Curso de ofimática

Pues va a ser que el explorer era otra cosa.

Al haber obtenido la plaza de Administrativo, ahora me toca someterme a los diversos cursos de capacitación para poder hacer frente al trabajo, pues parece que con la oposición no basta. Así pues, el curso se compone de un bloque de ofimática (5 días), uno de prevención de riesgos (1 día, pero sin disfrazarme de bombero) y otro de bloque institucional (1 día) Este último, viendo el temario, me parece, con el debido respeto, una supina soplapollez. Quiero decir, ya tuve que acreditar en la oposición que me sé el Estatuto, la NF 3/87 o el Concierto Económico. Es más, si estamos ahí es porque hemos demostrado que, entre otras cosas, conocemos bien las citadas normas. ¿No es un poco pérdida de tiempo?

Como lo ha resultado, al menos para mí, la primera sesión de ofimática que nos han dado hoy, de 11:15 a 14:15, donde no es que yo sea un experto, pero es que mover carpetas y mandar correos no es algo que no supiera. Si bien, a diferencia del otro bloque, donde nos "enseñarán" cosas que supuestamente estamos obligados a saber, aquí sí es cierto que haya quien pueda no tener idea, y en todo trabajo administrativo, la parte de manejar ordenadores sin hacer que exploten, viene bien.

Pero por la parte que me toca, debo decir que me ha costado un esfuerzo no quedarme dormido, máxime cuando venía de jamarme un intenso turno de mostrador.

Y lo peor es que la parte informática es toda la semana, de lunes a viernes, de 11:15 a 14:15. "Así te libras de estar ese rato trabajando", dirán algunos. Pues bien, encuentro más divertido estar grabando expedientes, cogiendo el teléfono u ordenando documentos que semejante soponcio, de verdad. Espero que al menos al acabar nos den un título, o algo.
Publicar un comentario