domingo, 1 de noviembre de 2009

Debutando en el BEC. Si lo sé no vengo.

Las "privilegiadas" vistas desde mi posición.

Ayer por fin me acerqué a Ansio a ver el baloncesto, y la verdad es que si fui fue en parte porque tenía comida con los compañeros de la Piña, cosa que me apetecía bastante, y ya de ir, y teniéndolo pagado, era tontería no ver el partido.

La comida muy bien, echando unas risas y poniéndonos azules a comer en el Wok, con cantidad y variedad, en un sitio (el Wok de Megapark) bastante a tener en cuenta. Tampoco estuvo mal el poteo posterior, con unas buenas risas. Pero lo que es el partido...

Mis expectativas sobre el BEC no eran buenas, y no diferían mucho de lo que me encontré. Es decir, la misma mierda de otros años. El pabellón industrial con unas gradas y una cancha metidas con calzador, los agobios para entrar y una visiblidad mediocre. El ambiente, pues por mucho que intentaron meter pijadas de Halloween, pues bastante pobre, pero bueno, tampoco es que yo hiciera mucho en ese aspecto, ya que me limité a contemplar el partido, pasando de animar, y limitandome a aplaudir un par de jugadas puntuales de Chris Warren (un fichaje que tiene posibilidades, y me gustó).

En cuanto a lo deportivo, pues elegi un mal partido para ir. Derrota contundente ante un rival que se mostró muy superior, y con un juego vergonzoso. Guardia y Vázquez están para lo que están. Javi Rodríguez, si lo tengo que juzgar por el partido de ayer, lamentable. Salgado no estuvo mucho mejor, Blums y Markota como para echarse a llorar. Mumbrú jugó un muy buen primer cuarto y eso fue todo. Y en cuanto a Moiso, pues aquí tenemos uno de los fichajes fiasco del año, y la verdad, lo que hace él lo puedo hacer yo.

Total, el partido se me hizo soporífero, y de lo poco divertido fue lo que me pude reir con esta desafortunada (y merecida) pifia de Lavrinovic:


Se la buscó por querer hacerlo bonito

Conclusión: el BEC tan odioso como recordaba y temía, y el martes va a venir a las 20:15 a ver el partido del Shaktar Donettes Rita la pollera. Lo siento pero tengo cosas mejores que hacer un martes a la noche que ir al BEC. Esta temporada es para mí de transición, y lo único positivo que saco es que falta una jornada menos para que se acabe la liga.

Y esto no tiene nada que ver con que nos quisieran vender la moto de que esta iba a ser la temporada más ilusionante de la Historia del club, y tenga visos de convertirse en la más decepcionante, y no tiene nada que ver con que los resultados sean malos (que desde luego, no ayuda). Que como ya manifesté, mi ilusión por el equipo este año es cero. Pero que nos la han metido doblada con el BEC... cada cual que juzgue y valore.
Publicar un comentario