martes, 3 de noviembre de 2009

FUNCIONARIO

El momento de la firma.

Quisiera haber encabezado esta entrada con una foto de mis padres, pero por desgracia no tenía ninguna a mano. Y quería haberlo hecho, y desde luego esta entrada va dedicada a ellos, porque es innegable su mérito en este logro, pues siempre me han ayudado y siempre me han apoyado, y sobre todo, desde el principio creyeron en mí, y confiaron en que este objetivo, que por fin hoy puedo decir que he conseguido, lo podía cumplir.

Tampoco puedo dejar de agradecer que mi padre me recomendara dejar la abogacía y opositara, que dejara una profesión que no me llevaba nada ni en lo personal ni en lo económico, y que le perdiera el miedo al desafío que esto supone. En la vida me ha dado, y me dará, muchos consejos; algunos mejores y otros peores, pero desde luego, con éste acertó de pleno.

He tenido la suerte de sentirme respaldado y valorado, algo que sin duda es importante para una prueba tan dura como es obtener la ansiada plaza en unas oposiciones. Así que sin duda, tienen un motivo para sacar pecho y presumir, que el mérito de todo esto es tanto mío como de ellos.

Y bueno, que eso, que hoy se ha acabado la interinidad, hemos ido a firmar el nombramiento, la toma de posesión, nos han dado la tarjeta identificativa nueva, y a partir de mañana, sin cambios aparentes, empieza una nueva fase de mi vida, en la que ya soy oficialmente funcionario de carrera.

Y para terminar:

Chema, Itziar, eskerrik asko!
Publicar un comentario