lunes, 9 de noviembre de 2009

Homenaje a Txus (Rincewind)

Goian Bego, Txus.

Tenía la sana intención de hablar hoy de mi viaje a Noruega, y de un maravilloso fin de semana. Pero hay veces en las que toca posponer ciertas cosas, y quiero dedicar esta entrada a un tipo grande, más majo que las pesetas, que nos ha dejado hoy. Tras una larga y dura lucha contra el cáncer, uno de los grandes maestros del Azzurro ha tomado su última copa, con solo 38 años.

No llegué a conocerle mucho, era uno de los habituales del bar Azzurro, y conversar con él era sinónimo de reir, un tipo con un excepcional sentido del humor, que incluso demostró el valor de ser capaz de reirse hasta de la quimioterapia, alguien con quien se podía charlar durante horas, y que era incapaz de caer mal, alguien con quien era un auténtico placer compartir coñas, batallitas y horripilantes juegos de palabras. Y por supuesto un friki de tomo y lomo.

Por eso, he querido dedicarle esta entrada, y me consuela saber que al menos, dentro de lo que cabe, no ha sufrido absolutamente nada, ha fallecido tranquilo y dormido.

Así que, un placer haber coincidido, caballero.
Publicar un comentario