jueves, 18 de marzo de 2010

El secreto de sus ojos

Y yo sin un triste Excel...

Esta oscarizada y goyizada (creo que merecidamente) película es una historia de amor, de venganza, de justicia, de recuerdos... Nos habla de Bernabé Espósito, un policía recién jubilado que decide escribir una novela sobre el asesinato de la joven Lilianna Colotto, que sería el caso que más le marcaría en toda su carrera. Y para rememorarlo decide encontrarse con su amiga y antigua jefa Irene Menéndez Hastings a fin de rememorar aquello, y reavivar la historia que nunca fue. (O no)

Paralelamente nos van contando la historia pasada, la investigación del asesinato, que cada vez se va volviendo más turbulenta, mostrando los agujeros del sistema y los gusanos que se alimentan de los trozos podridos de la manzana de la sociedad, y a la vez nos habla del presente, con un envejecido Espósito (excelente el efecto de añadir años a un, por otra parte tan estupendo como nos tiene acostumbrados, Darín) destapando agujeros que no quedaron del todo cubiertos, y desembocando en un final bastante duro, aunque no exento de cierta cruel aunque poética justicia.

Lo cierto es que después de tanto galardón ya tenía ganas de ver esta película, más si le sumamos que Ricardo Darín es un actor que me gusta bastante (me conquistó en "9 Reinas") y del tándem Campanella-Darín me gustó también "El hijo de la novia", y lo mejor que se puede decir en estos casos es que no me decepcionó.

Eso sí, con la forma de hablar de los argentinos, había momentos en que casi echaba de menos que estuviese subtitulada. :P
Publicar un comentario