viernes, 12 de marzo de 2010

Puzzle Bobble


Hoy no me apetece herniarme con la entrada, por lo que hablaré de un juego que exprimió bastantes de mis monedas en su versión para máquina recreativa, y es el spin-off en modo juego de puzzle del clásico Bubble Bobble: Puzzle Bobble (también conocido como Bust a Move).

Lo cierto es que el Bubble Bobble me gustaba bastante, con aquellos bichejos tan simpáticos (Bub y Bob) lanzando pompas y convirtiendo enemigos en fruta, enfrentándose a las huestes del Barón Von Bubba, pero tenía un problema con ese juego, y es que yo era un pésimo jugador, con lo que difícilmente amortizaba las 25 pesetas que costaba cada partida (aunque curiosamente más tarde me reaficioné al Bubble Bobble y vi que no era tan zoquete como recordaba) 

El caso es que me llamó más la versión en puzzle, que consiste en ir lanzando bolas, juntar 3 o más y hacerlas desaparecer, antes de que lleguen abajo y nos eliminen.

¡Rápido Bub!

El juego no tiene mucho misterio más allá de lo que se ve. Ir lanzando bolas, a veces simplemente, otras por medio de carambolas, a medida que se iba complicando y reduciendo el margen de error (la verdad es que mi trauma era con la pantalla 8, ahí me mataban casi siempre)

Luego llegó el 2, que era más de lo mismo, pero con los gráficos aún más simpáticos, y añadía una especie de modo historia, que te permitía ir eligiendo el recorrido, y si no me equivoco, jugar contra la máquina en modo versus, que era como jugar solo, pero puteando al oponente al enlazar muchas bolas. De hecho, la gracia del juego estaba en jugar contra otro oponente e ir enlazando combinaciones para putear, y plantarle una bola de un color inapropiado en medio de la trayectoria de su disparo para evitar su jugada. Pocas cosas había más satisfactorias que lanzar una buena pelotada y escuchar el "¡argh!" del rival.

Y para terminar, un enlace que permitirá jugar online al Puzzle Bobble.
Publicar un comentario