lunes, 16 de diciembre de 2013

12 años de esclavitud

Disfrutando de la reforma laboral.

O como también podría habe llevado por título "Django encadenado", es la historia de un hombre negro que llevaba una vida más o menos normal en Saratoga, Nueva York, donde era violinista, padre de familia, culto... hasta que con argucias fue secuestrado y vendido como esclavo, viviendo durante 12 años en las peores condiciones.

La película en general está bastante bien, y se deja ver, aunque sí se le pueden criticar un par de cosas. Una es el excesivo regodeo en algunas escenas truculentas, que a veces pasaban de largo en regodearse en el sufrimiento, y peca de no darse cuenta de que a veces es mejor sugerir que mostrar, y entiendo que el director quiera dar el mensaje de "mirad qué jodido era", pero a veces se puede contar lo mismo con menos. Otra cosilla mejorable es que en algunos momentos peca un poco de maniquea, con buenos muy buenos y malos muy malos (si acaso el personaje de Benedict Cumberbatch se sale un poco de esta dinámica), y con Norte guay, Sur caca. Y claro, Brad Pitt que mola, porque como todos aabemos, es Brad Pitt.

En el lado positivo, la actuación de Michael Fassbender, con el que construyen un personaje francamente odioso, un tipo desquiciado y miserable, que consigue inspirar tanto miedo como desprecio, y que otorga un gran villano a esta película. Sin desmerecer al protagonista Chiwetel Ejiofor (sí, he tenido que buscarlo en Google), que cumple muy bien en su papel.

Típica película hecha pensando en estatuillas doradas, con calidad y una historia interesante (como la mencionada Django Desencadenado, pero sin disparos ni explosiones), y muchas caras conocidas. Tal vez no sea una gran película, pero es una buena película.
Publicar un comentario