sábado, 7 de diciembre de 2013

Los juegos del hambre: en llamas


Legolas Everdeen, el hermano de Thor y Aquaman.

Hecha la gracia con el pie de foto, debo decir que En llamas me ha gustado, más aún que la primera película de "Los juegos del hambre", y me ha gustado sobre todo porque incide menos en la parte de los combates, y más en el interesante planteamiendo distópico que nos ofrece, pues es un género que me encanta. Si la primera nos hablaba sobre todo de los Juegos propiamente dichos, en esta se molestan en mostrarnos lo que hay fuera, ese gobierno manipulador y totalitario, que se pasa los derechos civiles por el forro de los cojones, y que aplasta el más mínimo atisbo de oposición, mientras en los medios finge que no pasa nada. Casualmente, en la película también pasa.

Se podría separar la película en dos partes claramente diferenciadas, siendo la primera de ella, la que va antes de los Juegos (porque vuelve a haber Juegos) la mejor, y sin estar mal la parte de acción, tiene alguna cosa que sí resulta algo forzada (uno se pone a contar distritos y sexos, y las cuentas no salen sin hacer un gran esfuerzo de imaginación), y un final muy abierto, casi con cliffhanger, en el que dan sentido a alguna cosa que mantiene al espectador con la mosca detrás de la oreja. Pero sobre todo deja ganas de ver cómo sigue.

Sin entrar en más detalles, me ha gustado bastante.
Publicar un comentario