jueves, 8 de enero de 2009

10 años de cine: 2001

El futuro no era como Kubrick lo había imaginado

- Hannibal: La secuela del Silencio de los Corderos (que yo no había visto), entretenida pero inferior a la original, y lo de cambiar a Jodie Foster por Julianne Moore, rechinaba un poco. Aunque no se puede negar que da una nueva dimensión a lo de "comerse la cabeza".

- El Protegido: O "el irrompible", que habría sido un traducción más acertada. Tras el éxito del psicólogo fantasma, Shyamalan nos traía esta historia de superhéroes, floja pero muy bien llevada. Mi sensación fue la de "película mala pero bien realizada".

- 15 minutos: ¿Quieres gloria? ¿Quieres fama? ¡Dispárame! El título hace alusión a los 15 minutos de gloria a que, según Andy Warhol, todos tenemos derecho, y la película es un thriller policiaco del montón.

- El Bola: Excelente película, muy dura, sobre los malos tratos domésticos, que lanzó al estrellato a Juan José Ballesta.

- ¿En qué piensan las mujeres?: Comedia tontorrona de Mel Gibson, en el papel de un machista redomado que se vuelve sensible y considerado cuando obtiene el poder de leer los pensamientos de las mujeres.

- Dragones y Mazmorras: Vergonzosa, patética, un insulto a la inteligencia, que ni siquiera resultaba divertida. La quisieron vender como competidora del Señor de los Anillos, y a duras penas podría competir con el contenido de un retrete. Y patético Jeremy Irons, en uno de los peores papeles de su carrera.

- Torrente 2: Misión en Marbella: Grandiosa, una espléndida secuela que mejoraba la primera parte, con escenas delirantes, situaciones hilarantes y gags que llevaban al espectador al paroxismo, con un papel magistral de Gabino Diego.

- Los ríos de color púrpura: Ni fu ni fa. Dos aguerridos policías franceses investigan una secta, intercalando tiros y mamporros.

- El regreso de la Momia: Y el regreso de pegar saltos en la butaca del cine. ¡Aventuras, humor y palomitas!

- Lara Croft: Tomb Raider: Mala película y mala elección de actriz protagonista. Angelina Jolie se parecía a la Lara Croft de un videojuego lo que un zapato a una raqueta de tenis, y la elección es peor habiendo una actriz, como Paula Trickey, que era físicamente clavada al personaje.

- Shrek: ¿Qué decir del ogro verde? Una COMEDIA de animación.

- El diario de Bridget Jones: Otra comedia muy divertida, con un Hugh Grant en su salsa, que se come la pantalla en su papel de capullo integral.

- Final Fantasy: Una espectacular demo en 3D, pero como película un insulto, y se llamaba Final Fantasy como podría haberse llamado Tekken, Sonic o Buscaminas.

- Lucía y el Sexo: El título lo dice todo, con extra de sexo. Admiradores de Paz Vega y Elena Anaya, aquí tienen su rincón. Además, la historia no está mal.

- Los otros: Grandioso peliculón de uno de mis directores fetiche. Esta película tiene el mérito de haber logrado que yo permaneciera 2 horas sin abrir la boca.

- El planeta de los simios: ¡Yo maldigo a Tim Burton por hacer esta película! Y mira que soy admirador de Tim Burton, pero es que esta película era un patinazo en toda regla, y el final, en fin...

- Nueve reinas: Peliculón, una joyita sobre dos estafadores argentinos, con Ricardo Darín llenando la pantalla.

- Amelie: Un cuento encantador, una película que mejora el humor y el estado de ánimo, y la imposibilidad física de ver la película y no acabar perdidamente enamorado de Audrey Tautou.

- Jay y Bob el silencioso contraatacan: ¡Niños, aplaudid, es Mark Hamill! Comedia autofelatriz de Kevin Smith, con la que me lo pasé como un enano, y con decenas de coñas divertidísimas, aunque tampoco me atrevería a llamarla película. Es como si Kevin Smith y sus amigos se hubiesen puesto a hacer el chorra con la cámara y luego nos vendieran el producto. Pero éste era divertido, con frases gloriosas.

- Scary Movie 2: Como la 1 pero peor. Aunque el reclamo de ver a Tim Curry haciendo de villano ridículo era superior a nuestras fuerzas.

- Intacto: Gente con el poder de robar la suerte. Pasable, sin más.

- La comunidad del anillo: La primera de la trilogía, que fui a ver sin haber leído los libros, así que tenía la suerte de poderme sorprender a cada escena. Una de esas películas que no me cansa ver. Espadas y descargas flamígeras.

- American Pie 2: No tan buena como la primera, pero bastante divertida, con más de lo mismo, eso sí.
Publicar un comentario