miércoles, 21 de enero de 2009

10 años de cine: 2003

Las armas de Iraq: el anciano de la foto conoce 7 artes marciales

-Una casa de locos: La historia de un francés de erasmus en Barcelona. Alcohol, fiestas, sexo... y yo como un panoli me tiré los 6 años de carrera sin salir de Bilbao, vaya. La película entretenida, eso sí.

-Mortadelo y Filemón: Una joyita incomprendida por el público. Fiel al estilo de Fresser, fue tildada de bazofia para arriba, pero a mí, la verdad, me encantó.

-Utopía: ¿Yo vi esta película? La tenía tan olvidada que tuve que buscar en Internet para saber de qué iba. Va de un tipo que puede ver el futuro, y hay una secta que también, o algo, con Leonardo Sbaraglia de protagonista. Definirla como "olvidable" sería lógicamente redundante.

-Evil Dead: Años atrás había visto la 3ª parte, "El ejército de las tinieblas", y me engañaron para ir a ver ésta en VO (cosa que supe una vez dentro de la sala), como parte de un festival de cine de terror, y la película ha envejecido fatal, siendo los efectos especiales cutres, cutres, pero tiene un cierto encanto.

-X- Men 2: De pasar el rato. No esperaba mucho de ella, así que no me decepcionó. Lástima que no dieran más protagonismo a mi favorito: Coloso.

-Matrix Reloaded: No bromeo, me parece la mejor de las 3 de Matrix, por una sencilla razón, como película de tortazos, que es lo único que merece la pena de los Wachowsky le da mil vueltas a Matrix, y al prescindir del rollito pseudofilosófico, uno se ahorraba la parte coñazo.

-Slam: Comedia gamberra a la española. Muy divertida.

-The Hulk: Terrible. Mala hasta decir basta, y con severas patadas al cómic. Solo se salvaba el efecto viñeta, tan visto en "24", que quedaba muy bien.

-28 días después: ¡No son zombis, son infectados! Un nuevo registro para los comedores de cerebros, aquí no reptan, ¡corren! La película empieza muy bien, hasta que salen de Londres, y la historia se va por el sumidero. Como concepto, eso sí, muy bien.

-Torremolinos 73: Ver a Javier Cámara como estrella del porno no tiene precio, y como película no está mal. Visualmente cuidada y creible, lograba ese toque de película setentera.

-Los ángeles de Charlie (al límite): Una fantasmada constante, delirantes escenas de acción, Cameron Díaz en Bikini y Lucy Liu. ¿Alguien dijo cerebro?

-Terminator 3: Mucho tendría que esforzarse para limpiar las suelas de las botas de Terminator 2, pero se dejaba ver, y el concepto más actual de Skynet, no como un megaordenador, sino como red, quedaba muy bien, más acorde con los tiempos actuales.

-Última llamada: Intenso thriller, con un hombre encerrado en una cabina telefónica, a expensas de un francotirador que juega con él. Corta, pero muy bien llevada.

-Piratas del Caribe: Esto es la película de Monkey Island, y quien diga lo contrario es que no ha jugado al videojuego.

-Tomb Raider 2: Si la uno era mala, la dos es un insulto a la inteligencia humana. Al menos sirvió para saber que Shangaii está a 80 kilómetros de la Gran Muralla.

-La liga de los hombres extraordinarios: Poco que ver con el cómic, y la incursión de Tom Sawyer como pistolero al servicio de la CIA (¡manda huevos!) era de debatirse entre la risa y el llanto, pero un poco de aventura pulp no viene mal, y de tantas barbaridades y atrocidades, la película era muy divertida.

-Descongélate: Comedia de pasar el rato, con Pepón Nieto haciendo el papel de siempre, Loles León haciendo de Loles León, y un magistral Rubén Ochandiano haciendo de sonado.

-Dos tipos duros: Antonio Resines haciendo otra vez de mafioso, enfrentado a una maravillosa Rosa María Sardá, en un personaje realmente odioso, y la presencia de Elena Anaya, que siempre es un incentivo.

-Matrix Revolutions: Truño mayúsculo. La crítica.

-Love Actually: Comedia romántica británica, que pese al título lograba no ser excesivamente empalagosa.

-El retorno del Rey: Y por fin supe cómo acababa el Señor de los Anillos, aunque mis esfuerzos por evitar spoilers fueron en vano, ya que poco antes escuché accidentalmente una conversación en la que alguien le contaba a un tercero algo acerca de Gollum y un volcán. De la película extraje también una valiosa lección: nunca vayas a ver un blockbuster un sábado a las 5 de la tarde con el cine lleno de críos ruidosos.

-Buscando a Nemo: Una genialidad de Pixar, tanto en el plano técnico como en su historia, con personajes entrañables y un gran sentido del humor. Y el corto "Pajaritos" genial también.

Publicar un comentario