viernes, 16 de enero de 2009

10 años de cine: 2002

Año nuevo, moneda nueva.

- El único: Me encanta Jet Li, y en esta película tenía la oportunidad de verle pegando palos, y por partida doble. Ahora bien, eso era lo único que tenía la película.

- Vidocq: Estridente cruce entre Matrix y Amelie, con un orondo Gerard Depardieu haciendo de detective-artista marcial. Tal vez el problema es que la vi sobrio. De bostezar.

- Vanilla Sky: Fallido remake de la magistral "Abre los ojos", con un Tom Cruise que no llega a Fele Martinez ni a la suela de los zapatos (jo, jo, qué ingenioso soy, he hecho un chiste con la estatura de Tom Cruise)

- Monstruos S.A.: Pixar, muy divertida. No es de las mejores, pero de gran calidad y diversión.

- El hijo de la novia: Una bonita historia sobre el amor en la tercera edad, y un lujo ver a Ricardo Darín en un registro tan distinto al de "9 reinas".

- La máquina del tiempo: Una película que hace pensar. Me planteé dos preguntas, "¿por qué he pagado por ver semejante bazofia?" y "¿por qué tiene Jeremy Irons tan poca estima a su dignidad profesional?"

- Mean Machine: Jugar duro: Vinnie Jones en su salsa, aderezado con toques de Prison Break y Shaolin Soccer. Divertida. Fe de erratas: mención a Tony Dientes de Bala, que me refrescó la memoria, esta película, pese a estar protagonizada por Vinnie Jones, no es de Guy Ritchie. Meo lapsus. Convencido estaba yo, oigan.

- El Rey Escorpión: Damas y caballeros, dejen su cerebro a la entrada, el circo ha llegado a la ciudad. Akadios, Sirios, Sumerios, todos en un ameno revoltijo, con sensuales señoritas luciendo palmito, y jocosas escenas de acción. Solo por ver a The Rock arrancarse una flecha de la espalda para usarla con el arco ya merecía la pena pagar la entrada.

- Star Wars: El ataque de los clones: Para mi gusto la peor película de la saga. Era sosa y se salía demasiado del esquema Star Wars, y la parte de Coruscant, y de Obi-Wan Colombo, sobraba. Entre tanto, una peli Disney, con princesita y caballero, y a 10 minutos de acabar, un espectacular corto de Star Wars.

- Vivancos 3: Y si gusta haremos las dos primeras, rezaba el slogan, pero no debió de gustar mucho. El gran Wyoming quiso hacer su particular "Torrente", pero se quedaba por el camino.

- Spiderman: Aprovechable, divertida, aunque con un par de cosas que rechinaban, pero como fan del trepamuros, le concedo el aprobado.

- Resident Evil: Para ser una película basada en videojuego, ni tan mal. No era una maravilla, pero tampoco una cosa horriblemente mala.

- Lilo&Stich: Bonita película de Disney, para pasar un rato entretenido, y con un alienígena protagonista entrañable. Qué majo el bicho.

- Men in Black 2: Lejos de la primera, muy lejos, aunque entretenida, pero carente, eso sí, de la filosofía que encerraba Men in Black (no es coña).

- La boda del Monzón: Probablemente la mejor película de acción que he visto en mi vida, con unos tiroteos de coreografía espectacular, una trama intrincada y elaborada, pero a la vez fácil de seguir por el espectador, unos efectos especiales revolucionarios, y una tensión y un climax impresionantes. Bueno, va, confieso. Esta es una película de Bollywood que nos vimos obligados a ver Baldrick y yo, y al más puro estilo Homer Simpson, como no nos gustaba la película nos la inventamos, y nuestra versión era la leche. Sí salía, eso sí, un señor comiendo caléndulas.

- La caja 507: Interesante thriller, con enormes actuaciones de Antonio Resines y José Coronado, perfectos cada uno en su papel.

- Señales: La película iba bien, consigue el climax, la tensión, y hasta dar miedo, hasta que la jode con la aparición del marciano. Y el intento de meter mensaje le quita rigor a la historia. "Todo sucede por algo". Ya vale, ¿pero es que el protagonista es tan idiota que hacía falta acordarse de su cuñada moribunda para saber que tiene que golpear con el bate que tiene en la mano al marciano que amenaza la vida de su sobrino?

- Austin Powers 3: Miembro de oro: Un plagio de la 2, y la mejor escena, que son los créditos del principio, ya me la habían contado. Pero para enmarcar la frase "Hay dos cosas que odio. Una son los tipos intolerantes que no respetan a otros países o culturas. La otra son los holandeses".

- Minority Report: Como película de acción me pareció flojilla, y conceptualmente me rechinaba el "hola, buenas, venimos a detenerle por un delito que todavía no ha cometido".

- 800 balas: Una incomprendida joya de Álex de la Iglesia. Muy divertida, bien hecha, y con buenas actuaciones.

- El Dragón Rojo: Pasable precuela del Silencio de los Corderos. No se acerca a ésta, pero era mejor que Hannibal.

- El imperio del fuego: Dragones en Londres, no recuerdo más, pero juraría que salí del cine exigiendo a gritos el dinero de mi entrada.

- Clockstoppers: De pasar el rato. Un chaval obtiene un reloj con el que se acelera tanto que virtualmente puede parar el tiempo, y los malosos van a por él.

- Harry Potter y la cámara secreta: Confieso que esta película me atrapó. El mismo día vi, por la mañana la primera de Harry Potter en DVD, y a la noche ésta en el cine, y salí entusiasmado con la magia de Hogwarts.

- Las dos torres: Segunda entrega de la trilogía del Señor de los Anillos. Espectacular batalla del Abismo de Helm, y un final dolorosamente abierto para alguien que, como yo, no había leído las novelas. Por delante quedaba todo un año de esquivar spoilers.

- Harry Potter y la cámara secreta: ¿He comentado ya lo mucho que me gustó esta película?
Publicar un comentario