domingo, 15 de marzo de 2009

Derby victorioso

Capaces de lo mejor y de lo peor.

Ganar siempre está bien, y si es contra el Tau la alegría es doble. Siempre digo que soy de dos equipos: del Bilbao Basket y del que jeugue contra el Tau, y hoy, cuando todo parecía indicar que tocaba perder de forma humillante, y de nuevo en el BEC, el iurbentia ha mostrado su cara buena, y ha ganado, con bastante claridad (85-72) a todo un Tau.

El equipo este año está irregular, y venía de perder contra el colista, y encima en el BEC, lleno de vitorianos gritando, parecía que jugábamos en terreno neutral, pero no contaban con el factor Chema. Chema es mi señor padre, que odia el BEC, no lo soporta, y tomó en su día la decisión de no volver a los partidos del BEC, cosa que hizo efectiva el día del Real Madrid (ganamos) y ha hecho hoy también (ganamos), de lo que se desprende que mi padre es gafe. No es nada personal, pero el día 28 pediré una orden de alejamiento para que mi señor padre no se pueda acercar a menos de 10 kilómetros del BEC (que es donde tengo el examen) Por si acaso, ya se sabe.

Lo cierto es que el partido de hoy permite ir a Turín con un cierto optimismo, ya que la final-8 será muy difícil, pero bien cierto es que los equipos a los que nos enfrentaremos, aun siendo potentes, no son mejores que Tau ni Real Madrid.

Y poco más dio de sí el fin de semana. Encerrado en casa estudiando (salvo los lógicos paréntesis de Watchmen y el partido de hoy) y bueno, que solo me queda un fin de semana antes del temido examen (que por una parte hay ganas, pero coñe, acojona)
Publicar un comentario