lunes, 23 de marzo de 2009

10 años de cine: 2007

La guerra de los 100 años: un mal recuerdo.

2007 fue el año en el que, entre otras cosas, nació este blog, y con él, mi costumbre de escribir aquí mis críticas peliculeras. Sin embargo, como hubo películas que vi anteriormente en ese año, y que no fueron debidamente comentadas aquí, pondré la lista de ese año.

- The Prestige (el Truco Final): Chris Nolan en su faceta buena. Una trama interesante, efectos especiales chulos, y Scarlett Johanson.

- Diamantes de Sangre: Versión "película de acción" de Hotel Rwanda. Bueno, no es que tenga mucho que ver, pero el conflicto es el mismo, y era bastante amena de ver, me gustó. Y sirvió para reafirmar mi teoría sobre Leonardo di Caprio.

- El Regreso: Soporífero telefilme de domingo a la tarde en Telecinco, pero en pantalla grande y pagando. Horroroso suplicio para el espectador. Era de "terror", o algo. Si sale Buffy, tiene que matar vampiros.

- Bobby: Película coral sobre el asesinato de Robert Kennedy, o mejor dicho, las circunstancias que rodeaban a la gente que pasaba por ahí. La habitualmente odiosa Lindsay Lohan tiene un papel realmente adorable.

- Banderas de nuestros padres: Iwo Jima, una de las batallas más famosas del frente del Pacífico (tan pacífico no sería) de la Segunda Guerra Mundial, y marco de una de las más emblemáticas estatuas del ejército americano, que es aquí protagonista de la historia.

- El último rey de Escocia: Forest Whitakker magistral en su papel de Idi Amin, logrando inspirar auténtico terror con cada una de sus miradas.

- Babel: Película de historias entrelazadas, al estilo de Crash, aunque algunas conexiones quedaban muy metidas con calzador.

- La vida de los otros: Sobre la Alemania Comunista, y los métodos de su servicio de inteligencia para captar y disuadir disidentes. Tenía partes muy interesantes, pero en su conjunto se me hizo un poco aburrida.

- Captivity: Lo mejor de la película, Elisha Cuthbert. Lo demás, prescindible.

- Epic Movie: Una incomprendida obra de arte. Una realización impecable y una trama fresca e inteligente, con un humor fino que logra con la sutileza hacer reir al espectador, al tiempo que consigue invitar a la reflexión. Todo ello sin dejar de mencionar el increible trabajo de los actores, perfectos en sus papeles, y magistral la dirección, en una película que aparecerá en los libros de Historia del Cine y que fue injustísimamente denostada por crítica y público.
¿He sido ya suficientemente sarcástico, o sigo un rato más?

- Concursante: Un hombre gana un pastizal en un concurso de televisión, y a partir de ahí su vida se va al carajo. De fondo, una lección de economía, y una demostración de que el director no se documentó ni mínimamente en temas legales.

- Hannibal, el despertar: Precuela del Silencio de los Corderos, en la que muestran a un jovencísimo Hannibal Lecter, su origen, sus traumas infantiles y su... ¿¿¿entrenamiento samurai???

- Los premios Darwin: A caballo entre documental y película, aporta una interesante reflexión sobre la estupidez humana, y su capacidad autodestructiva. Para pasar el rato no está mal.

- El número 23: Coñazo, con Jim Carrey intentando hacer un papel serio, y una película que trata de tomarse en serio la más tramposa de todas las "ciencias": la numerología.

-NACE ESTE BLOG-

Publicar un comentario